MOTOGP

La gran recompensa de Honda

La marca firma su primer doblete desde Australia 2019, casi dos años después. Allí, Marc Márquez también ganó la carrera, aunque acompañado por Cal Crutchlow.

0
La gran recompensa de Honda
JENNIFER LORENZINI REUTERS

728 días. Casi dos años han pasado desde la última vez que Honda firmó un doblete en MotoGP. La última vez fue en Australia 2019, también con Marc Márquez ganando la carrera en Phillip Island tras ser campeón del mundo por octava vez y con Cal Crutchlow (entonces en el LCR Honda), acompañándolo en la segunda posición del podio. Desde entonces, mucha presión y, sobre todo, mucha frustración por la ausencia de resultados que no llegaban pese al esfuerzo puesto cada fin de semana.

Este domingo, en Misano, Honda vuelve a alzarse como la marca campeona que siempre ha sido. Marc Márquez dio un golpe sobre la mesa ganando en un circuito en el que no acumula grandes resultados ni es de sus favoritos. Por eso, es mucho más importante y demuestra que, pese a que todavía no pilota como le gustaría, el brazo derecho ya no da tantos problemas como la gente realmente cree. Un golpe de autoridad. "Para Marc, este es un periodo aún más difícil que para los demás. Todavía se está recuperando, todavía tiene problemas, todavía no ha vuelto a ser el mismo, él lo sabe y nosotros lo sabemos. Por eso esta victoria en Misano, especialmente en esta pista, tiene aún más valor para él. Nadie sabe lo que está haciendo Marc aparte de él", valora Alberto Puig, team manager del Repsol Honda, una vez finalizado el fin de semana.

Lo mismo le ha pasado a Pol Espargaró. Camuflado por el título de Fabio Quartararo, el de Granollers se benefició también de la caída de Pecco Bagnaia y subió al podio en segunda posición. Eso sí, con méritos propios, porque el español ya se encontraba en las posiciones privilegiadas que le llevaban al cajón. Sin duda, Misano es un punto de inflexión para su confianza sobre la Honda. "Pol Espargaró ha soportado una temporada muy difícil en la que había grandes expectativas. Sabemos que no ha sido fácil, pero el punto positivo es que nunca se rinde. Siempre está intentando encontrar una solución, al igual que su equipo: su grupo comparte su actitud de no rendirse nunca", aplaude Puig, que no se corta en expresar su felicidad por el de Granollers.

"Lo de ayer fue como un regalo, se lo merece, pero también fue un regalo para el equipo y para Honda, porque el grupo le está ayudando todo lo que puede. Estamos muy contentos por él y el hecho de que haya conseguido su mejor posición con Honda, con su primer podio con estos colores, demuestra su potencial. Ahora esperamos que su confianza siga creciendo y que pueda seguir llevando la moto al límite", añade el team manager.

Un resultado inesperado

Tenían la certeza que, después de un test positivo en Misano, las sensaciones del fin de semana en el mismo trazado iban a ser, al menos, un poco mejores. La lluvia y el frio condicionó los entrenamientos, pero supieron cómo dar un paso adelante con una carrera en seco. Y, con ello, demostrar que el 2022 será muy diferente. "Llegamos a este fin de semana con ganas de comparar esta carrera con la primera en este circuito -para ver nuestro progreso- y acabar con este resultado fue genial. Un 1-2 nunca es fácil, ni siquiera cuando estás en tu mejor momento y éste no es nuestro mejor momento", añade Puig quien, dice, que nunca se darán por vencidos ante las peores situaciones y que, ese doblete, supone "una gran satisfacción, una gran recompensa para todos los implicados en este proyecto".

¿Y ahora? Honda quiere más para cerrar por todo lo alto la temporada: "Este es un equipo ganador y nuestro objetivo es siempre intentar ganar y luchar por el título cada año. La única diferencia es que a veces la situación no es perfecta. Los dos últimos años no han sido fáciles para nosotros, pero no encontrarás a ninguna persona dentro de este equipo que quiera afrontar la siguiente carrera para intentar quedar segundo. Iremos a la próxima carrera intentando ganar de nuevo porque esto es Honda".