RAIDS

Así se maltrata un coche del Dakar para llevarlo al límite

Nani Roma muestra cómo pilota en los test de la nueva versión de su BRX, en una zona repleta de saltos en la que no para de volar por los aires.

0
Roma prueba el BRX.

Antes de embarcarse en una aventura de las dimensiones de un Rally Dakar, hay que tener todo muy medido para no llevarse un disgusto a la primera de cambio entre las dunas del desierto. Por eso, durante los meses previos, es habitual escuchar entre los equipos grandes, los que pueden permitírselo, eso de que están de test, probando sus vehículos en unas condiciones lo más representativas posibles de lo que luego pueden encontrarse durante la carrera. Y eso se traduce en unas condiciones extremas.

Como prueba, bien vale el vídeo compartido en redes sociales por Nani Roma en uno de sus test con el BRX de Prodrive en Gales, en una zona específica repleta de saltos para hace todo tipo de diabluras con el coche con el fin de probar su dureza, de asegurarse de que todo está en su sitio después de volar por los aires tropecientas veces y de llevar a la mecánica al límite. Así, vemos como el catalán encadena rampas una tras otra entre el barro, aterrizando de forma salvaje, para poner a prueba el aguante de las suspensiones entre otras cosas.

"Nunca habían visto un coche volar así..."

El propio Roma, en una de las habituales charlas con AS antes del Dakar, ya aseguraba que hay "que ser muy agresivos" en este tipo de test, sobre todo cuando se prueba un coche por primera vez como es el caso de BRX Hunter T1+, la versión que se adapta al nuevo reglamento de la categoría principal. "Fuimos a una pista de 4x4 con una zona de baches, me metí allí a fondo, saltando, y el equipo alucinaba, nunca habían visto un coche volar así", decía entre risas el año pasado, cuando se estrenaba con el equipo inglés. Pero una cosa es contarlo, y otra verlo…