ETCR | FRANCIA

Cupra lidera la revolución

La marca española conquista el primer certamen de turismos eléctricos junto a Gené, Azcona, Nagy y un Ekstrom que termina siendo el rey de la temporada.

Pau
0
Ekstrom en el pit lane del circuito de Pau con el Cupra eléctrico
Mikel Prieto

Supieron adelantarse al futuro y tras haber comprendido la tendencia eléctrica hacia la que se dirigía el mundo del motorsport, ahora han ejercido su propio dominio en un nuevo certamen en el que comenzaron a trabajar tres años atrás y que además, a partir de la próxima temporada, ya será reconocido por la FIA como Mundial. Cupra ha conquistado el Pure ETCR después de un curso de estreno formado por cinco carreras, en la que únicamente dejaron escapar el triunfo en Dinamarca... e inesperadamente en Francia tras un forcejeo entre Ekstrom y un Alfa Romeo en la primera curva, que podría haberles dejado sin alirón. Pero ni siquiera eso les ha privado de imponer una superioridad que ha llevado a la marca española hasta lo más alto en una primera toma de contacto, donde fueron hasta tres (de cuatro posibles) los aspirantes con los que se jugaron la corona en la cita de Francia.

Es cierto que el mejor posicionado para hacerlo era un Ekstrom que terminó la temporada cumpliendo con sus deberes aunque con susto incluido. El sueco fue el más rápido durante todo el fin de semana en Pau y solo el ansia por proclamarse campeón hizo estragos en un piloto que une este título a los que ya ostenta en otras disciplinas como el DTM. Comenzó desde la pole, tras una gestión perfecta de las batallas previas a la final del domingo, y terminó sufrienfo como nunca después de forzar demasiado una trazada que le llevó a boxes para reparar los daños en la suspensión y las gomas, para reincorporarse a pista obligado a no perder otra vuelta con respecto a los Hyundai que se quedaron en pista. Porque le valía un quinto para ganar, eso sí, en caso de haber completado el 75% de la prueba cuando el ganador viese la bandera a cuadros. 

Precía que no había sido suficiente con la batalla de un Azcona, que también dejó el Cupra con la necesidad de pasar por el taller. El español se jugaba el subcampeonato, tuvo una salida complicada y entonces entró en peleas que levantaron el carenado en el frontal derecho del prototipo español. Era obligatorio un buen resultado mirando por sus aspiraciones y las del equipo, pues se podían asegurar el campeonato de marcas, y finalmente su tercero le dio a Cupra la primera alegría de la jornada. El título de marcas, donde se han impuesto a Hyundai y Alfa Romeo a la espera de todas las nuevas que quieren entrar en el certamen a partir del próximo curso, fue el antecedente a la celebración de la corona de un Ekstrom que cerró la jornada haciendo olvidar un error que bien pudo costar un título, que ahora le distingue como rey de una temporada, que solo ha sido la antesala de todo lo que está por venir.