ETCR | FRANCIA

El tridente ganador de Cupra

La marca española llega a la última cita del Pure ETCR con Ekstrom, Azcona y Gené metidos en la pomada por el título. Solo Vernay puede dejarles sin corona.

0
Azcona pilota el Cupra eléctrico durante el fin de semana en Francia
Pure ETCR

Dicen que todo esfuerzo tiene su recompensa y el caso de Cupra, puede unirse a la lista de ejemplos que dan sentido a esa afirmación. La tendencia eléctrica sigue demostrando que ha llegado para quedarse en el mundo del motor y la marca española, supo leer muy bien una evolución en la que comenzaron a trabajar hace tres años para ahora, con el certamen de turismos eléctricos buscando a su primer campeón, tener una situación inmejorable donde tres de los cuatro aspirantes al título del Pure ETCR compiten junto al prototipo de la marca española.

No ha sido un recorrido sencillo, pues se miden al resto en una órbita donde la tecnología evoluciona de forma vertiginosa y la ventaja con la que llegaron al campeonato respecto a Alfa Romeo y Hyundai, no impidió que a los de Cupra se les escapase el reinado en Dinamarca. Aunque a un simple pero, le sigue ganando la consistencia de tres pilotos como Ekstrom, Azcona o Gené, a los que solo les puede alejar del título un Vernay que también ha hecho de esa cualidad su mejor aliada en una temporada de estreno, donde el piloto de Hyundai nunca ha terminado reinando en un fin de semana de carreras.

Tampoco ha sido posible en el caso de un Gené, al que el conocimiento de un Cupra del que tiene gran parte de culpa le ha llevado a afrontar la ronda final con aspiraciones a todo. Sin embargo, lo cierto es que sus dos compañeros de escuadra tienen una situación idónea que siguen alimentando con sus respectivas victorias en las jornadas iniciales del fin de semana. Ekstrom ha comenzado imponiéndose en el grupo de la muerte frente a un Vernay que pierde la segunda posición de la tabla a favor de Azcona, tras la victoria del español en el Grupo A que le sitúa a solo 20 puntos de un líder que cogió el mando de la categoría en la cita de MotorLand, para no volver a soltarlo.

Tan solo el muro del circuito urbano que visitaron a principios de agosto en Dinamarca, ha hecho aflojar esta temporada a un Ekstrom consciente de que con su situación tiene "más que perder que ganar". La pérdida de puntos en caso de que el sueco no avance a una Super Final sería determinante y ahora, sin estadísticas previas, tanto él como el resto de aspirantes continuan a ciegas en una pista de 3 kilómetros que abandona lo urbano y vuelve a ser tradicional, para coronar como siempre a un nuevo y pionero campeón de una serie, que a partir de su próxima edición se disputará bajo la etiqueta de Mundial concedida por la FIA.