SUPERBIKE

Rea está obligado a ganar

Razgatlioglu llega a Argentina con su primera oportunidad de llevarse el título de SBK. El de Kawasaki tiene que ganar para estirar la lucha hasta Indonesia.

0
Rea está obligado a ganar
WorldSBK

Jonathan Rea está obligado. Ya no solo a ganar, si no a pararle los pies a Toprak Razgatlioglu si todavía quiere optar a una séptima corona en WorldSBK. El duelo entre ambos rivales llega más candente que nunca tras las últimas declaraciones del británico, donde acusaba al turco de ser muy agresivo en su cuerpo a cuerpo en pista y con el de Yamaha haciendo oídos sordos a las críticas. Se centra en ganar carreras, aunque ya con un ojo puesto en el título final a falta de dos citas para poner el broche de oro a la temporada más reñida de las últimas décadas en Superbikes.

Precisamente es Rea quien tiene mucho más que perder en estas últimas carreras. El actual campeón del mundo llega 24 puntos por detrás de Toprak y con la necesidad de ganar en la Race 1 si quiere evitar la primera bola de partido del turco. A Razgatlioglu le vale con quedar por delante del de Kawasaki (o sumar, al menos, un punto más que él) para tener opciones matemáticas al título el domingo. Por eso, Rea está obligado a ganar. De hecho, si se lleva la victoria en la primera carrera de este sábado, la lucha por el título se alargaría automáticamente hasta la última cita, en Indonesia, aunque con todo de cara para el de Yamaha.

Y es que Toprak, en caso de empate, cuenta con una ventaja muy importante: suma diez victorias en carreras largas, frente a las cinco de Rea. Lo cual, le daría también el campeonato. Pero primero hay que centrarse en Argentina y, allí, el de Yamaha lo tiene muy difícil. Tendría que salir de San Juan con una distancia de 62 puntos para ser campeón, en un trazado donde el de Kawasaki ha ganado siempre, salvo en una ocasión. Es decir, cuatro victorias de las cinco posibles que se han disputado en suelo argentino. Por el contrario, Razgatlioglu no ha ganado nunca allí, aunque ha estado cuatro veces en el podio. Sin duda, la batalla se presenta muy emocionante.

Redding no tira la toalla

Es ya una lucha en la que no se cuenta con él, pero Scott Redding quiere mantener vivas sus opciones a aspirar por el título de la temporada. Lo cierto es que mucho se tendrían que torcer las cosas en Argentina para que el de Ducati pudiera entrar entre los candidatos a la corona, pero con una categoría tan igualada, es mejor mantenerse alerta de lo que pueda pasar. Ese es el objetivo de la marca italiana y de su piloto británico para la penúltima ronda del año. Redding buscará mantenerse entre las posiciones de podio y ganar alguna carrera que reduzca la ventaja de 54 puntos que le separan de Toprak Razgatlioglu. De hecho, acabar el fin de semana en Argentina a más de 61 puntos del turco sería fatal para el de Ducati porque acabaría con sus opciones matemáticas al título. Pero rendirse nunca es una opción.

Juega ya en otra liga, pero Álvaro Bautista no se quiere bajar de lo lucha por el podio. Con sus últimas grandes actuaciones en las pasadas rondas y la espina clavada de Portimao (cuando se cayó en la última vuelta luchando por el podio), el español se quiere despedir de Honda por lo alto. No se sabe si una victoria será algo real, pero el talaverano ha demostrado que la HRC está lista para luchar asiduamente por el podio, aunque llega tarde para él. Su salto a Ducati ya está más que confirmado, aunque deja una buena moto a los fichajes que le precedan (y que todavía están en el aire, aunque, Iker Lecuona tiene todas las papeletas).

Aegerter acaricia el título de Supersport

Supersport 300 ya cerró su temporada en Portimao con Adrián Huertas como campeón, pero Supersport sigue adelante. Acompañará a la clase reina de este campeonato en Argentina e Indonesia, aunque se espera que sea este fin de semana cuando se conozca a su gran campeón. Dominique Aegerter acaricia ya la corona con la yema de sus dedos. Se ha ido alargando mucho la lucha por este título, pero la suerte no ha acompañado al, también, piloto de MotoE. Pero ahora, tanto Aegerter como Odendaal llegan a ciegas en un trazado donde nunca han corrido. Para el líder del Mundial, está todo más de cara: puede ser campeón ya el sábado, en la Race 1.