INDYCAR

De Europa a América pasando por Asia: "Al final son carreras"

Álex Palou se ha convertido en el nuevo campeón de la Indycar, la categoría de monoplazas de norteamérica. El éxito le llega tras buscarlo antes en Europa y Asia.

0
De Europa a América pasando por Asia: "Al final son carreras"

Álex Palou Montalbo (San Antonio Vilamajor, Barcelona; 1 de abril de 1997) ha entrado de lleno en la historia del automovilismo español con su triunfo en la IndyCar 2021. Y no ha sido una entrada normal. Ha derribado puertas, como diría aquel, pero con sus tres triunfos más otros cinco podios, su excelente 2º puesto en su segunda participación de las 500 Millas y la Copa Astor, el barcelonés tira abajo además de puertas, muros y vigas.

Desde los cinco años lleva Palou dando gas y mostrando talento innato en sus manos. Con 9 años ya era campeón de España alevín y en 2012 con 15 primavera y varios títulos nacionales triunfa en las World Series de KF3. Ese expediente llama la atención de Adrián Campos, quien siempre destacó la calidad de Palou, al que puso como el mejor de los que pasaron por sus expertas manos. Por las que pasó un tal Fernando Alonso. El asunto no es menor.

Con los monoplazas de la escudería Campos completa los años 2014, 2015,2016 y 2017. "Tiene la cabeza de Antonio García y la madurez de Alonso", decía Campos por entonces. Y a Adrián había que escucharle y hacerle caso. El tercer puesto en su primer año en la Eurofórmula Open (con tres victorias y peleando hasta el final por el título de campeón) y el segundo en el Campeonato de España de F3, con otra victoria más en su estreno con los monoplazas, le catapultan a las GP3 series. Y para no perder la costumbre, y no quitarle la razón a Adrián, en su primer año llega su primera victoria en la categoría en la última cita del año en Abu Dabi, que además es la primera del equipo valenciano.

El camino seguido por Palou era el lógico que lleva a los pilotos la F1, pero tras su primera victoria en la GP3 explora nuevas posibilidades y prueba Audi RS5 del DTM en un test de jóvenes talentos en el que habrá otros nombres como Mitch Evans, Ben Hanley, Antonio Giovinazzi o Arthur Pic. Llegar al Gran Circo no es fácil y siempre hay que tener vías alternas. En 2016 repite el barcelonés en las GP3, suma un nuevo podio en una parrilla en la que figura Charles Leclerc. Toca seguir la ruta, pero 2017 es el año de la diversificación de Palou: hace cuatro carreras de la F2 con Campos, las World Series con Teo Martín, acaba 11º en Macao y sorprende con tres triunfos y el tercer puesto en el campeonato de la Fórmula 3 japonesa.

El 2018 suma nuevos podios y victorias en la F3 europea, para acabar séptimo. Compite contra pilotos que ya son F1, Mick Schumacher, y contra otros que suenan, Guanyu Zhou. En 2019 continúa con su aventura asiática y roza el título de la Súper Fórmula Japonesa. Y es durante su periplo japonés cuando lanza una de sus reflexiones que recientemente recordó en AS: "Yo quiero ganar y en F1 sólo aspiran seis a la victoria".

Y en busca de esos triunfos que ve complicados en el Gran Circo, cambia de continente y comienza el sueño americano en 2020. Se estrena en Indy siendo embestido por VeeKay (curiosamente este año su único accidente que le obliga a abandonar lo provoca el neerlandés) en una competición completamente diferente a la asiática: "La forma de conducir un Indy es completamente diferente. El SF es muy ligero, con mucha carga aerodinámica, 'grip', neumáticos muy grandes y un paso por curva increíble, pero poca potencia respecto al 'downforce'. El IndyCar es muy pesado, sin dirección asistida, mucha potencia y poca carga en comparación. Se puede forzar y hacer que se comporte como quieras... si consigues domarlo ya que no para de moverse. Es muy divertido, pero muy físico". Y por si fuera poco llegan los ovales, las 500 Millas, los callejeros entre muros... que el español afronta con gran naturaldid: "Al final son solo carreras"

Pero qué carreras. Con un coche modesto del Dale Coyne Racing-Team Goh se presenta en sus primeras 500 Millas y se mete entre los mejores de la clasificación y en carrera, volando en la octava posición, y con opción a todo, se va al muro. Cierra el año 16º en la clasificación y el premio llega desde Ganassi, equipo campeón que le ficha para este 2021. Al final son carreras, pero la de Long Beach permanecerá en el recuerdo durante mucho tiempo.