INDYCAR | MONTERREY

Palou, a un paso de la historia

El catalán es segundo en Laguna Seca tras Herta y con O'Ward, su mayor rival, quinto, lo que le hace encarar el final de Long Beach con 35 puntos de ventaja.

0
Palou en Laguna Seca.

Laguna Seca es un circuito mágico de por sí, en especial porque cuenta con una de esas curvas que algunos quieren imitar, pero ninguno puede, el Sacacorchos. Un nombre evocador que lo es aún más para la historia de España desde que Márquez hizo aquel inolvidable interior a Rossi en 2013. En ese escenario, Álex Palou buscaba escribir otra página ilustre del deporte español haciéndose con el título de la IndyCar. No pudo, pero se queda a un paso. Segundo tras Herta, llegará al final de Long Beach con 35 puntos sobre O'Ward (quinto) y todo a favor.

Alfonso Ribeiro, Carlton para los nostálgicos del 'Príncipe de Bel-Air', entonó el habitual 'pilotos, enciendan sus motores' y los 27 que forman la parrilla cumplieron la orden. Un par de vueltas de calentamiento, y bandera verde. La acción empezaba en Monterrey con Palou cuarto y poco tardó en darse el primer incidente cuando Rossi tocaba a Herta al intentar adelantarle y se iba fuera. Poco después, se le quitaría otro rival por delante a Álex porque Power entraba a boxes con problemas en el cambio. El español ya era segundo y O'Ward sufría con los duros.

Un buen inicio al que Palou pudo dar continuidad tras su primera parada en boxes. Unos siete segundos perdía con Herta antes de entrar, y cuando se estabilizaron las posiciones tras el primer paso por el pit-lane, tan solo eran tres de diferencia. Mientras se apretaba la cabeza, Dixon se metía en líos en mitad del pelotón tras su parada, y ahí casi acaba su carrera al tocarle Sato cuando hizo un trompo en el Sacacorchos. Un rival menos para el catalán, pero el otro, O'Ward se recomponía y rodaba tercero, aunque a un mundo de los líderes.

Resultados de la carrera en Laguna Seca.

Mediada la carrera, a 95 vueltas, y con las segundas paradas realizadas, Palou volvió a pegar otro mordisco a Herta colocándose a menos de dos segundos. Se avecinaba tormenta en California en la pelea por la victoria cuando los líderes llegaban a los doblados, quienes saben de la existencia de las banderas azules pero hacen como que no. Así, Herta y Palou se pusieron tras ellos como uno más y se dieron una tregua mientras intentaban avanzar. El americano lo hizo mejor, tenía menos que perder, y cogió aire antes de las últimas paradas.

Estas llegaron en el último tercio de la prueba, el de Chip Ganassi abrió la veda el primero para dejar de rodar con tanto tráfico y quitarse de problemas más que para buscar un undercut sobre Herta, que se cubrió en seguida. También le copió la estrategia O'Ward, que sufrió en el stint final al ceder ante Rahal y Grosjean (el que dio más espectáculo) para ser quinto. Palou no iba a conseguir más puntos de los que le daba la segunda plaza porque Herta se le escapó, pero dentro de una semana tiene la oportunidad de su vida. El sueño americano le espera.

Así queda el campeonato de la IndyCar

Así queda el campeonato.