F1 | HUNGRÍA

Cambio de motor inesperado en el Ferrari de Carlos Sainz

Los técnicos no estaban "satisfechos con algunos parámetros" y han optado por sustituir la unidad de potencia. No conlleva penalización.

Hungaroring
0
Carlos Sainz (Ferrari SF21). Hungaroring, Hungría. F1 2021.
Scuderia Ferrari Press Office

A primera hora de la mañana del sábado, Ferrari anunció que en la noche anterior rompieron el 'toque de queda' que impide a los equipos trabajar en los coches para cambiar la unidad de potencia en el monoplaza de Carlos Sainz. "No estábamos satisfechos con algunos parámetros", aclara un portavoz de la escudería italiana sobre una alteración que no incurre penalización, ya que se trata del tercer motor permitido. A partir del próximo sí habría sanciones.

"La unidad de potencia regresará a Maranello para ser inspeccionada" y la esperanza es poder reincorporarla sin mayor problema en las próximas carreras. Quedan doce grandes premios después de Hungría y sería prácticamente imposible completar la temporada sin recurrir a más propulsores que, en ese caso, conllevarían sanciones en la parrilla.

Lo lógico hubiera sido estrenar el motor en Spa-Francorchamps o aguantar hasta Monza, son dos circuitos en los que la potencia limita las prestaciones de los monoplazas y la mayoría de equipos espera a esos circuitos para contar con componentes nuevos. Aunque estrenar motor siempre es una ventaja frente a los rivales, no debería ser muy grande en Hungaroring, un circuito con pocas rectas en el que precisamente el efecto del motor es menor. Sainz fue cuarto en el primer entrenamiento libre y duodécimo en el segundo.