MOTOGP

La crisis de los 30

En Austria se cumplirá un año de la última vez que un piloto mayor de 30 se llevó la victoria en la categoría reina. El último en hacerlo fue Dovizioso.

0
Dovizioso mano a mano con Marquez antes de hacerse con la victoria en el GP de Austria de 2019.
Mirco Lazzari Getty Images

La experiencia es un grado y de hecho, cuando un piloto desemboca en el Mundial, necesita tiempo y rodaje para estar entre los favoritos. Exceptuando siempre a los prodigios. Sin embargo, por lo general, son las temporadas las que hacen grandes a unas estrellas que conviven entre diferentes generaciones durante toda su trayectoria profesional. Sobre todo cuando se supera el último escalón. Llegar a MotoGP supone enfrentarse a los mejores pilotos del mundo y mientras que en las categorías inferiores el objetivo es mantener una progresión constante para seguir subiendo escalones, una vez llegado a la cima solo queda mantenerse en ella.

Además de la máquina, la edad es otro de los factores más relevantes cuando estás compitiendo al máximo nivel y la llegada de las nuevas generaciones siempre ha sido una causa que ha arrastrado consigo un efecto. La irrupción de talentos ha venido acompañada de una frase entre los más veteranos de la parrilla de MotoGP: "Los pilotos jóvenes nos motivan a ser mejores". Y tanta verdad encierran esas palabras que, en las últimas temporadas, ni siquiera se había notado la diferencia de edad entre aquellos que acumulan varias temporadas a sus espaldas y los que se estrenan en busca de un sueño. Aunque ahora, la clase reina se enfrenta a un cambio generacional que está afectando a los más veteranos.

El final de las dos últimas temporadas ha venido acompañado de despedidas. En 2019 dijo adiós un campeón, Jorge Lorenzo, y tan solo un año después les llegó el momento a otros dos veteranos: Cal Crutchlow y Andrea Dovizioso. Estas dos últimas marchas, dejaron a tan solo cinco de los 22 pilotos actuales de la parrilla por encima de los 30 años y a partir de esa edad, la categoría ha entrado en una crisis que se sigue extendiendo con el paso de las carreras. Y curiosamente comenzó hace dos cursos, en un GP de Austria que será la próxima cita del calendario tras el parón veraniego.

La esperanza de Zarco

El 16 de agosto de 2020, Andrea Dovizioso se impuso en el Red Bull Ring a sus 34 años. El italiano ha sido hasta la fecha el último piloto en ganar una carrera superando la treintena y van ya 19 pruebas sin que ningún piloto mayor de 30 sepa lo que es ganar en MotoGP. La llegada de numerosos jóvenes talentos en las últimas temporadas ha subido muchísimo el nivel en una parrilla que se sitúa actualmente en una media de edad de 26 años y 8 meses, con Valentino Rossi, Aleix Espargaró, Danilo Petrucci, Pol Espargaró y Johann Zarco fuera de esa década. Aunque el francés, es el mejor posicionado para romper la mala racha que acumulan los más veteranos.

Es cierto que no es la más extensa que se ha vivido con los veinteañeros dominando en la categoría, Rossi puso punto y final a ella en Assen 2013 tras 44 victorias consecutivas de los más jóvenes, pero ahora la situación del italiano dista mucho de la que vivía en aquella época y solo por prestaciones, el piloto del Pramac lo tiene todo de cara en un escenario que siempre ha beneficiado a Ducati. Desde que el Red Bull Ring llegó al calendario en 2016, solo la KTM ha apartado a la Desmosedici de la victoria y además, Zarco está metido de lleno en la pelea por un título, donde ahora mismo es el segundo mejor aspirante de la general, con cuatro segundas posiciones en su casillero.

Sin embargo, el bicampeón de Moto2 no lo tendrá fácil para frenar el dominio de los más jóvenes, ya que también se enfrentará a los pilotos de la alineación oficial de Ducati. Y Jack Miller ya sabe lo que es ganar esta temporada, además por partida doble. El australiano es uno de los cinco pilotos que están en la lista de vencedores en 2021, compartiendo la denominación de ‘ganador’ con un Marc Márquez que ahora está en zona de peligro. A sus 28 años, el ilerdense es el siguiente integrante de la parrilla que entrará en la treintena, aunque si vuelve a ser el de siempre no tendrá de que preocuparse. Porque entonces seguirá aspirando a la victoria.