INDYCAR | PALOU

"No puedo permitirme un error"

El catalán lidera el campeonato americano con 39 puntos sobre O'Ward y 56 sobre Dixon: "La calculadora está bien, pero si ganamos no hace falta".

Álex Palou con el trofeo de ganador en Road America.

Estamos prácticamente a mitad de camino entre la última carrera disputada en la IndyCar, Mid Ohio hace ya más de dos semanas, y la próxima, Nashville el 8 de agosto. Un largo parón que invita a tomarse unas vacaciones, pero el líder no las quiere. "Estoy de vacaciones de carreras, pero cada día voy a la fábrica del equipo para ver dónde podemos seguir mejorando", asegura Álex Palou, que domina el campeonato americano con 39 puntos sobre O’Ward y 56 sobre Dixon y que no necesita descanso, solo trabajo para seguir siendo el que manda.

El piloto catalán de 24 años hace balance de lo que ha dado de sí el año hasta el momento en una videoconferencia en la que AS estuvo presente y en la que analiza así su buen estado de forma al volante del monoplaza número 10 de Chip Ganassi con el que ha ganado dos carreras (Alabama y Road America): "Ha sido muy divertido unirme al equipo, hasta ahora hemos tenido una buena temporada, hemos ganado un par de carreras y conseguido buenos resultados. Ahora llegarán tres circuitos que no conozco, pero será divertido".

"Es más fácil cuando tienes un equipo como este y te puedes centrar en dar lo mejor en cada sesión y conseguir los máximos puntos posibles. No tienes que pensar en nada más si eres capaz de luchar por podios o victorias. Seguiremos haciendo lo que estamos haciendo y con suerte vendrán más podios y victorias", añade Palou que viene de subirse al podio en Mid Ohio y que no puede esperar para volver a dar guerra en Nashville: "Es un nuevo circuito para mí, pero también para todos. Si tenemos la opción de ganar, iremos a por ello".

Queda mucho en juego, seis citas por delante, pero Álex tiene claro lo que necesita para llegar con opciones de título al final: "No nos podemos permitir un error, ya hemos hecho alguno. Queremos tomarnos cada fin de semana como si fuera el último y dar el cien por cien, maximizar los resultados. La calculadora está bien, pero si ganamos no hace falta. No se pueden ganar seis carreras seguidas, o al menos creo que nadie lo ha hecho nunca en la IndyCar, pero hay que ganar algunas, hacer podios y seguir estando ahí arriba".

Como líder destacado, tiene pintada la diana más grande en su espalda. ¿Tiene miedo de verse en un accidente con rivales directos como le pasó a Verstappen con Hamilton en Silverstone? "La IndyCar siempre es así, nos tocamos con los demás siempre. Algunas veces piensas que alguien tiene algo contra ti, pero no, es que es así. No espero que sean más agresivos conmigo, aquí todo el mundo lucha muy duro". Y respecto al golpe de Max y Lewis, lo considera un incidente de carrera: "En su lugar, hubiera hecho lo que cada uno de los dos hizo".

Un tetracampeón como maestro

Palou estuvo acompañado en la rueda de prensa por Dario Franchitti, cuatro veces ganador de la IndyCar (y tres de la Indy 500) y figura fundamental para el español como asesor del equipo Chip Ganassi. "Está muy bien tener a alguien al lado que ha tenido tanto éxito. Puede ver las curvas y la telemetría y decirme lo que necesito mejorar con respecto a mis compañeros. Me ayuda a comunicarme al cien por cien con los ingenieros y sacar ese extra al coche, tengo plena confianza en él", dice el piloto sobre el asesor.

Por su parte, el escocés explica cómo se fijaron en Álex para incorporarle en las filas de la estructura referente del campeonato: "Fue por la temporada que hizo el año pasado, ya me fijé en él en los test de las 500 Millas y me pareció muy bueno. Luego, me convenció a mí, a Chip y a todos en el equipo". Además, señala que para soportar la presión de ser líder "hay que tener una mentalidad fuerte y Álex la tiene", y acaba con un elogio final: "Estamos encantados de que lleve el coche 10 del equipo". Sobre todo teniéndole donde le tiene…