FÓRMULA 1

Verstappen 'rompió' el ordenador de Mercedes

Ni Red Bull ni el equipo de Hamilton esperaban el ‘undercut’ de Francia. El nuevo motor Honda, una ventaja para los austriacos en las dos carreras de casa.

Le Castellet
Verstappen 'rompió' el ordenador de Mercedes

Apenas hay tiempo para digerir lo que sucedió en Paul Ricard porque la Fórmula 1 apunta a Spielberg, donde esta semana se celebra el GP de Estiria y la próxima, el de Austria. Dos carreras en territorio Red Bull bien pueden consolidar la ofensiva del equipo de Milton Keynes por el Mundial. La victoria de Verstappen en Francia fue una de las más sólidas que se recuerdan frente a un buen Mercedes, y los alemanes analizan con prisa, desde la fábrica de Brackley, todos los detalles que les hicieron perder con "el coche más rápido", en palabras de Toto Wolff. ¿Fue la estrategia? ¿Fueron los neumáticos?

No, lo que desestabilizó a Mercedes fue el 'undercut' de Verstappen en la primera parada. El neerlandés rodaba 3.2 segundos por detrás de Hamilton antes de los 'pit-stop' y ninguna simulación le concedía ventaja después del cambio de neumáticos de ambos. Pero los sustituyó una vuelta antes que Lewis y salió medio segundo por delante. Rompió los ordenadores, apunta el director de ingeniería de Mercedes, Shovlin: "No esperábamos la habilidad de Max para hacer un 'undercut' desde tan lejos, pensábamos que estábamos cubiertos".

Verstappen se encontró con "mucho más agarre" al montar los neumáticos duros, pero revela que "nadie, ni siquiera el equipo, esperaba superar a Lewis". Eso le permitió recuperar el liderato y tomar la iniciativa con la doble parada que a la postre le dio la victoria. Según Horner, jefe de la escudería: "No queríamos vernos en la misma situación que en Barcelona (cuando Hamilton superó a Max al final con ruedas nuevas), así que apretamos el gatillo".

El dirigente inglés celebra también otro punto fuerte en el garaje, el nivel de Sergio Pérez que les permitió jugar a dos bandas y acabar con dos coches en el podio: "Hizo un gran trabajo para ser tercero y nos permitió partir la estrategia". Lo reconoce también Wolff, porque "si Pérez no hubiera estado en esa ventana, se podría haber optado por la segunda parada con uno de los dos coches". ¿Y Bottas? "Hizo una buena carrera, estuvo con Lewis y Max. Valtteri sabe que la única respuesta ante los rumores (de su salida del equipo) es rendir en la pista".

Honda, una ventaja en casa

De camino a Red Bull Ring, el circuito austriaco tiene virajes menos complejos que los de Le Castellet. Apenas seis curvas de radio corto, frenar y acelerar, y varias rectas con pendiente que exigirán un poco más a los motores. La introducción de la unidad de potencia de Honda a partir de Bakú ha desequilibrado el duelo con Mercedes, cuentan las carreras por victorias desde entonces y la ventaja de Max sobre Sir Lewis en el campeonato de pilotos es de 12 puntos. En constructores, asciende ya a 37 puntos. Shovlin no les ve favoritos: "Parece que han dado un paso, son muy rápidos en recta. Pero según nuestra opinión, este equipo a su mejor nivel puede ganar a Red Bull. Tienen un buen paquete, pero podemos ganar el Mundial". Hamilton, sin embargo, lleva meses avisando de la superioridad del RB16B. Quizás lleve razón.