FÓRMULA 1 | ALONSO

"¡Pero si ha sido mi punto fuerte en los últimos veinte años!"

Alonso se crece en las salidas y refuerza a Alpine en Paul Ricard. "En la arrancada tienes que improvisar, eres tú y tu instinto".

Paul Ricard
Fernando Alonso (Alpine). Paul Ricard, F1 2021.
XPB / James Moy Photography Ltd

Le regalan un sombrero de playa, camina hasta el párking más lejano del complejo en Paul Ricard, se hace unas cuantas fotos con aficionados y se sube al coche particular para conducir hasta casa, siete horas, después de completar el GP de Francia en un Fórmula 1. Fernando Alonso está "contento", "buen domingo y buen fin de semana", "cuatro puntos en el bolsillo". "Empecé noveno y acabé octavo, delante de los dos Ferrari y Aston Martin", dice. Los puntos están caros en la temporada 2021 y los podios serán casi imposibles para Alpine, pero en este campeonato también se evalúan las actuaciones individuales, y en ese apartado el asturiano ya está al nivel de siempre.

Para empezar, adelantó a Norris y Leclerc en la salida, peleó con Ricciardo y terminó cediendo el puesto frente al Ferrari, aunque le terminaría superando durante la carrera. Parece que las arrancadas son uno de sus puntos fuertes en estas carreras, le comenta AS recordando la resalida de Bakú, a lo que responde: "¡Ha sido mi punto fuerte en los últimos veinte años!". "¿Por qué no iba a seguir siendo así? En ese momento de la carrera tienes que improvisar, ser creativo. No hay prestaciones en las ruedas o el coche, eres tú mismo y tu instinto. Estoy disfrutando en esas vueltas, la primera siempre ha sido un punto fuerte para mí y ahora estoy más cómodo con el coche, el procedimiento de salida y el comportamiento de los neumáticos en ese punto".

"Estoy contento, pero luego, poco a poco en la carrera, caes a la posición que te mereces. Esta vez era alrededor del décimo o undécimo en el primer ‘stint’ y en el segundo, sobre el octavo o el noveno. Estoy feliz con el octavo, hay cosas que mejorar pero fue un fin de semana fuerte, en Bakú entramos en la Q3 y acabamos sextos, en Paul Ricard entramos en Q3 y acabamos octavos. Creo que estamos mejorando y estoy contento", traslada el bicampeón a este periódico.

Un respiro para Alpine

En Mónaco y Azerbaiyán, el A521 dio un evidente paso atrás en cuanto a prestaciones. Es un alivio para el garaje comprobar que al llegar a un circuito convencional, las cuentas vuelven a salir. Alonso lo corrobora: "Dimos un salto en Portugal y Barcelona, pero los dos circuitos urbanos trajeron dudas, no éramos competitivos ni calentábamos los neumáticos. Es un alivio ver que estamos rindiendo bien y podemos luchar por el top-10. Una buena noticia, habrá altibajos durante el resto del campeonato pero estoy contento por que podamos extraer el máximo".

Pero apenas habrá tiempo para el análisis, porque el Gran Circo se despliega durante dos semanas en Red Bull Ring, con dos carreras. Un circuito menos extremo que Paul Ricard, más amable con los neumáticos y que quizás encoja a la parrilla de nuevo, como en los grandes premios anteriores. Momento para que Alonso, que ya es undécimo en la clasificación de pilotos (Alpine es séptimo de diez constructores), vuelva a marcar la diferencia.