INDYCAR | DETROIT

Palou, en su defensa del liderato: "Tengo ganas del campeonato"

El español llega líder de la IndyCar a la doble cita de Detroit, donde nunca ha corrido, con 36 puntos de ventaja sobre su compañero Dixon y 37 sobre el mexicano de McLaren O'Ward.

Palou, en su defensa del liderato: "Tengo ganas del campeonato"
Jared C. Tilton AFP

Álex Palou vuelve a la acción este fin de semana en la doble cita en el circuito urbano de Detroit (sábado, 20:05, Movistar Deportes y domingo, 18:50, Movistar Deportes) donde defenderá su liderato en la IndyCar tras su espléndido segundo puesto en las 500 Millas de Indianápolis. El español cuenta con 36 puntos de ventaja sobre su compañero en el Chip Ganassi Scott Dixon y 37 sobre el mexicano de McLaren Pato O'Ward.

Será la primera vez que el barcelonés pilote sobre el bacheado asfalto del callejero de Detroit, trazado que ha machacado a base de simulador. Pero no será la única dificultad que afronte Palou en su defensa del liderato. Para la carrera del sábado contará con seis puesto de sanción sobre la clasificación 1 por cambiar su motor Honda. No tendrá castigo para el domingo.

Esta circunstancia hace que Palou se marque como objetivo, por lo menos en la primera de las carreras, sumar la mayor cantidad de puntos. Se pone ya en modo campeonato tras la dulce derrota en Indianápolis: "En este campeonato, centrarse en sumar puntos es la manera de ganar. Es tan competitivo que vas a tener días malos y si los conviertes en regulares tendrás diez puntos más y eso marca la diferencia. Scott se pone en ese modo y por eso ha ganado seis títulos. Primera carrera, seis puestos de sanción, y teniendo la carrera del domingo me pondré en ese modo e intentar sumar todos los puntos que pueda". Pero avisa: "Eso sí, si puedo ganar me arriesgaré al 200 %".

Y es Palou ya no se esconde. Quiere el campeonato. Las 500 Millas también, pero ya pasadas, es turno de sumar y sumar y llevarse un título con el que seguiría haciendo historia para el automovilismo español: "No es lo mismo ganar una carrera que son 200 vueltas a ganar un campeonato entero. Tengo ganas a morir de ganar las 500 Millas de Indianápolis, pero tengo más de ganar el campeonato".

Confesó el del Chip Ganassi que "no imaginaba que doliese tanto ser segundo" tras la carrera en el óvalo de Indianápolis, pero con la perspectiva del tiempo siente Palou que sólo ha perdido una oportunidad, muy buena eso sí. Pero habrá más: "Sentí que tenía una gran oportunidad porque teníamos un gran ritmo, un gran coche, hicimos muy buenas paradas, una gran estrategia y nunca sabes cuándo vendrá otra vez. Al acabar no estaba enfadado, sí un poco triste", matizó. De momento la primera oportunidad que se le presenta al líder del certamen es la de defender su puesto de honor. Y por partida doble. En Detroit.