EXTREME E

Agag: "Esto será aún más grande de lo que nos imaginábamos"

El fundador de Extreme E habla con AS y asegura estar "muy satisfecho" con el inicio del campeonato tras las dos primeras carreras: "Íbamos prácticamente a ciegas".

Alejandro Agag, fundador y CEO de Extreme E.
Sam Bloxham Extreme E

Alejandro Agag (Madrid, 1970) "es un visionario" según le describió Rosberg en AS. Y no se equivoca el alemán, porque revolucionó el automovilismo eléctrico con la creación de la Fórmula E en 2014 y ahora pretende dar un paso más en esa dirección con Extreme E. El fundador del campeonato de SUV habla con este medio sobre cómo ha ido su estreno tras las dos primeras citas en Al Ula y Dakar y sobre lo que espera de la competición en el futuro.

—Hace poco más de dos años que se presentó Extreme E en Londres y ya es una realidad, ¿cómo se siente después de haber recorrido ese camino?

—Sí, hace dos años que presentamos el proyecto y lo hemos hecho realidad. Ha sido un camino duro porque la COVID lo ha complicado muchísimo para avanzar, ha habido que hacer mucho esfuerzo y darle muchas vueltas a todo con test, cambios, adaptaciones… Empezamos sin haber podido probar casi nada, sin hacer simulaciones de carrera, sin probar las cámaras, las radios… pero nos lanzamos a ello. Y aquí estamos, con todos estos campeones y volviendo a lugares históricos como el Lago Rosa de Dakar, que era donde terminaba el antiguo rally, me acordaba de las imágenes cuando era niño.

—A pesar de no haber probado todo lo suficiente, ¿acabó satisfecho con el estreno en Arabia?

—Muy satisfecho porque conseguimos hacer la carrera, que era lo importante. Fue un gran espectáculo y las cifras de televisión fueron fantásticas. Para mí, cien por cien de éxito porque era muy complicado, íbamos prácticamente a ciegas y al final funcionó todo. Aunque siempre hay cosas por mejorar, por supuesto.

—De cómo se lo podía imaginar en un principio a lo que ha resultado, ¿Extreme E es mejor o peor de lo que esperaba?

—Ha salido mejor, ha superado las expectativas. Yo creo que esto va a ser más grande de lo que nos imaginábamos al principio. Pero las imágenes sí que son las que yo esperaba, esos paisajes que se ven en la cámara no han decepcionado, pero yo creo que va a ser más grande todavía de lo que esperábamos.

—Vimos que en Arabia el polvo deslució un poco el estreno, lo que se corrigió en Senegal. ¿Esto también va de aprender cosas sobre la marcha?

—Claro, hay que ir aprendiendo sobre la marcha. Es un campeonato nuevo y hay que ser muy flexibles y adaptarse a los distintos terrenos. Por ejemplo, en Senegal vimos que no había polvo, pero podemos ir a otra carrera y ver que hay. Entonces, lo que tenemos que hacer son formatos de carrera flexibles, que se adapten a cada terreno. Por supuesto que el polvo influyó en la carrera de Arabia, pero también se vieron momentos interesantes que fueron todo un espectáculo. A veces un adelantamiento vale más que diez horas de carrera y hubo momentos brillantes.

—¿Cree que ha enganchado a la afición?

—Yo creo que ha gustado muchísimo. Todo el feedback y la respuesta que hemos tenido de los aficionados en las redes sociales ha sido fantástica, y creo que va a ir a más. En Arabia, tuvimos un gran resultado, 18,7 millones de espectadores, y en plataformas como 'TikTok' el día después estábamos en 18 millones de visualizaciones. Espero que se repita en todas las carreras.

—Además de las carreras, los otros dos pilares de Extreme E son la concienciación sobre el medioambiente y la igualdad. Va todo unido.

—Van unidas, sí. Lo que buscamos nosotros es utilizar el deporte y las carreras como plataforma para los otros dos mensajes. El mensaje sobre el medioambiente se vio en la carrera de Dakar, por ejemplo con todos los plásticos que hay en la costa de África, que no es plástico que se genere allí, sino que viene de Europa y de América. Es un problema global y el deporte lo usamos para que se vea más esa situación y para incrementar la concienciación. Y luego, la igualdad es un eje fundamental, creo que somos el único formato que tiene este concepto que es cada vez más importante. Hay que ir corrigiendo cosas que antes se consideraban normales, como que solo hubiera hombres en las carreras, pero también es muy importante que haya mujeres, y el haberlo conseguido con este formato poniéndoles en un plano total de igualdad es muy importante.

"No me esperaba tener estos nombres, ha superado mis expectativas"

—Eso era algo que tenía claro desde un principio, el tener la primera parrilla mixta de la historia.

—Sí, y ha calado en la afición. Además, funciona muy bien desde el punto de vista deportivo y si se mezclan mujeres y hombres en las distintas sesiones habrá más espectáculo.

—¿Está más expectante o nervioso, como prefiera, ante este inicio de Extreme E que el de la Fórmula E en su día?

—Igual de nervioso, lo estaba con los dos… Hay mucho trabajo detrás y mucha gente que depende y vive de esto, que trabaja en el campeonato, y tiene que salir bien. Estaba nervioso por los dos, pero ya estoy menos nervioso, lo estaba mucho más en la primera carrera (ríe).

—Lo que está claro es que desde un principio ha conseguido atraer a marcas y nombres importantes, ¿cómo lo ha hecho?

—Pues creo que tiene que ver un poco con el trabajo que ya habíamos hecho en la Fórmula E y que la gente, pilotos y marcas, ha visto que sabemos organizar un campeonato y que sabemos darle visibilidad, eso les ha dado confianza para que entren. Y luego, el mensaje tanto de igualdad como medioambiental son muy importantes y creo que eso a marcas y a gente como Hamilton, Rosberg, Button y otros les ha atraído para montar un equipo.

—¿Esperaba tener tanta calidad en la parrilla?

—No, eso claramente ha superado mis expectativas. Tener los nombres que tenemos la verdad es que es impresionante, tenemos mucha suerte. La verdad es que no me lo esperaba.

—¿Qué opinión tienen los pilotos después de disputar las dos primeras carreras? ¿Les gusta el formato?

—Sí, les gusta mucho. Y lo que estoy notando es mucha ayuda por su parte, porque esto es un trabajo en conjunto, realmente hay como un clima de trabajo en equipo. Escucho mucho a pilotos como Sainz y Loeb, me dan consejos y me dicen su opinión. Todos están muy motivados con el campeonato, ayudando a que salga hacia adelante, y creo que va a ser un gran éxito y en parte es gracias a los pilotos.

—Además, es una aventura totalmente diferente para ellos. No es llegar a un país y correr, también les hemos visto interactuar con la población local, limpiar playas, plantar plantas…

—Yo creo que eso también es uno de los motivos que les llama la atención. Hablé con Kyle Leduc (piloto de Chip Ganassi) y estaba encantado cuando fuimos a uno de los pueblos cercanos al Lago Rosa e hicimos la labor. Lo que pasa es que eso no es solamente un día. El día que sale en los medios es el que van los pilotos, pero llevamos dos años trabajando en esa aldea para ayudar, junto con la sociedad local, a mejorar un poco la vida de los que viven allí. No es un trabajo de un solo día.

—Tener a pilotos como Sainz, Laia Sanz, Cristina Gutiérrez o Christine GZ es el mayor reclamo para llamar la atención de la afición española.

—Sí, y era algo que me quedó un poco la asignatura pendiente en la Fórmula E. Yo hubiera querido tener más pilotos españoles, no pudimos, pero la verdad es que lo hemos logrado aquí en Extreme E. Estoy muy contento por tenerles y lo están haciendo muy bien.

"El siguiente paso de las carreas off-road es Extreme E"

—Y también ayuda que se retransmita en abierto.

—Sí, eso es muy importante, como hacemos también en otros países en Inglaterra o Italia. Ayuda mucho a que se difunda más y sobre todo con reclamos tan importantes como Sainz, Cristina y Laia y con tres equipos españoles.

—Con los grandes nombres que hay involucrados ya en la primera temporada, ¿se puede pensar en que llegarán más en un futuro?

—Sí, creo que sí y puede haber sorpresas pronto. Estamos hablando con nombres importantes, no solo con pilotos, también con equipos. Puede haber sorpresas pronto para ampliar la parrilla. Podemos tener un máximo de doce equipos, igual que en la Fórmula E.

—¿Cuáles son las expectativas para esta primera temporada?

—El objetivo es hacer las cinco carreras y que sea un buen campeonato porque el primer año es muy importante, y que sirva de base de cara al futuro para crear una gran plataforma. Y sobre todo, promover también los objetivos de igualdad y medioambiental.

—¿Cuál sería el crecimiento normal de Extreme E? ¿Habrá más carreras?

—No va a haber más de cinco o seis carreras porque como vamos a lugares tan remotos la organización logística es muy complicada. Tenemos nuestro barco, el Santa Helena, que tiene que ir de un lugar a otro del planeta, llevando todo el equipo, y no da tiempo a hacer más. Ya veremos si duplicamos todo el montaje que tenemos y así podríamos llegar a nueve carreras, pero de momento nos vamos a quedar con este número. Así que lo que esperamos es que cada carrera cada vez la vea más gente.

—¿Y cómo ve el futuro a más largo plazo? ¿Cree que se asentará como la Fórmula E?

—Sí, el futuro lo veo muy bien, brillante, lo veo un campeonato a largo plazo. Se va a consolidar como el siguiente paso de las carreras off-road, el siguiente paso de la Fórmula fue la Fórmula E y el siguiente de todo lo que sea off-road es Extreme E.