INDYCAR

Grosjean recuerda su accidente en F1 tras su podio en la IndyCar

"Se trata de no rendirse nunca", fue el mensaje que escribió el francés en sus redes sociales tras finalizar segundo en el GP de Indianápolis.

Grosjean recuerda su accidente en su primer podio en la IndyCar
grosjeanromain

"Se trata de no rendirse nunca". Este es el mensaje motivador que Romain Grosjean ha escrito en sus redes sociales para celebrar su primer podio en la IndyCar después del fortísimo accidente que sufrió a finales de noviembre en Bahréin a 221 kilómetros por hora al volante del Haas VF-20 y que puso en vilo a toda la comunidad del motor.

El francés, que aún se encuentra en proceso de recuperación por las graves quemaduras que sufrió en este percance, se mostró muy feliz por liderar durante algunas vueltas el GP de Indianápolis y terminar segundo la carrera: "No es un mal día. Un poco decepcionado, pero también muy feliz. Ya le he dicho al equipo que no podemos estar decepcionados, porque hemos tenido un coche muy bueno. Hemos liderado la primera parte de la carrera cómodamente. Quedar segundo en mi tercera carrera en IndyCar es algo grande. Es un campeonato duro. Hay mucho talento. En la pista hay mucha rivalidad, pero cuando nos bajamos del coche hay una amistad entre los pilotos que no encuentras en ningún otro sitio. Eso me encanta".

Así mismo, Grosjean reconoció que, a diferencia de la Fórmula 1, no puede tomarse ningún segundo de respiro durante la prueba, así como que el monoplaza le recuerda mucho al coche de GP2 que le hizo campéon en 2011: "En Barber ya aprendí que aquí tienes que apretar desde la primera vuelta hasta la última. En la Fórmula 1, normalmente sólo lo haces en la salida y las primeras vueltas, porque luego las cosas se estabilizan y controlas los neumáticos. Aquí tienes que apretar todo el rato y aunque tengas una ventaja en el segundo stint eso no significa que vayas a ganar la carrera. Me gusta conducir este coche. Es bastante parecido al GP2 que conduje en 2011; es un tipo de coche con el que siempre he sido competitivo. En diez años en la Fórmula 1 me he tenido que adaptar a coches muy diferentes. Algunos eran muy competitivos, otros eran terribles. Aprendes a adaptarte y a cambiar tu estilo de conducción".