F1

Alfa Romeo explica qué sucedió en la parada nunca vista en la F1

"Fue un problema de funcionamiento al recoger el juego en un momento en el que se preparaba todo en el garaje lo que dañó la válvula", señala Xevi Pujolar.

Alfa Romeo explica qué sucedió en la parada nunca vista en la F1
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Fue uno de los momentos más surrealistas del GP de España 2021. E incluso se podría llegar a afirmar, cuando todavía restan 19 carreras por disputarse, que puede ser el instante más absurdo del Mundial de Fórmula 1 2021. 35 segundos es el lapso que emplearon los mecánicos de Alfa Romeo en cambiar los neumáticos a Antonio Giovinazzi aprovechando la oportunidad que se había presentado en la vuelta 8 como consecuencia del Safety Car provocado por el AlphaTauri de Yuki Tsunoda.

Un holgado período, si se compara con los cronos que habitualmente registran las escuderías del Gran Circo en efectuar esta acción, que fue causado por un daño en la válvula de la goma delantera izquierda que los operarios de la formación de Hinwil (Suiza) no detectaron, a pesar de tener un sistema de monitorización, hasta que el coche número 99 estuvo completamente detenido en la calle de boxes. Un contratiempo que provocó que tuvieran que salir a la carrera hacia el interior del garaje para buscar un segundo juego de ruedas medias si querían que el piloto de Martina Franca (Italia) regresara a la pista de Montmeló.

Un daño en la válvula provocó el pinchazo en la rueda de Giovinazzi

"Fue un problema de funcionamiento al recoger el juego en un momento en el que se preparaba todo en el garaje lo que dañó la válvula. Tenemos un sistema de monitorización. Estaba bien cuando empezó la carrera, pero en algún momento en el garaje se estropeó un par de vueltas antes de la parada en boxes. Seguro que es un área que podemos mejorar, eso no debería pasar. Pero al menos deberíamos haber sido capaces de recuperar posición, porque era un coche de seguridad", declaró Xevi Pujolar, jefe de ingeniería de pista de Alfa Romeo, a la conclusión de la cita de Barcelona.

Una adversidad que no fue la única que vivió Giovinazzi a orillas del Besós, ya que tras la interminable parada el italiano no pudo posicionarse a rebufo de Nikita Mazepin antes de que el coche de seguridad abandonase el trazado catalán al no funcionar bien su volante y tener que seguir un tiempo delta que la FIA le marcaba en su pantalla: "Mi volante no funcionaba tras el coche de seguridad porque todavía había que seguir el delta. Así que cuando salí con la bandera verde estaba 10 segundos por detrás. Así que sí, una mierda de carrera de principio a fin".

Alfa Romeo se veía puntuando en Barcelona

"Si no hubiéramos tenido el otro problema con el display, creo que habríamos estado más o menos allí en la parte posterior del grupo. Queríamos poner dos veces los medios, ese era el plan con la estrategia. Y creo que habríamos estado en la lucha por los puntos gracias a esa estrategia. Pero en fin, es lo que hay. Estamos hablando con la FIA, no podemos entender por qué hemos tenido este problema con el display", reconoció un Pujolar consciente de que habían dejado escapar una buena oportunidad de sumar sus primeros puntos esta temporada y distanciarse de Williams y Haas en el campeonato.