MOTOGP

Rossi recupera la sonrisa

El italiano asegura que en el test de Jerez las sensaciones han mejorado: "Hemos encontrado algo interesante y esperamos poder llevarlo a Le Mans".

Rossi recupera la sonrisa
Mirco Lazzari gp Getty Images

Valentino Rossi ha recuperado "la sonrisa" en el test de Jerez, posterior al GP de España en el trazado andaluz. Tras un fin de semana que dejó la mora baja en el Petronas con un 17º en parrilla el sábado y misma posición en la carrera del domingo que le dejó con nuevo cero en su casillero, el tercero en cuatro carreras, las pruebas del lunes dejaron al italiano a 0.8 del mejor tiempo del día, el de Maverick Viñales.

"Después de la carrera y de todo el fin de semana, mi moral y la moral de mi equipo estaban muy bajas, porque tenemos que intentar ser más rápidos. En el test las cosas han ido un poco mejor. A veces teníamos una pequeña sonrisa en algunos puntos", dijo el italiano antes de abandonar Jerez.

La hoja de ruta que se marca el Petronas ahora es ir recuperando terreno poco a poco y volver a las buenas sensaciones que dejó la primera clasificación del año en Qatar, cuando el de Tavullia acabó cuarto: "Tenemos una necesidad desesperada de mejorar el ritmo, las sensaciones con la moto, porque estamos luchando mucho durante el fin de semana. Terminamos la prueba con buenas sensaciones, porque soy capaz de rodar mejor y mejoré mucho mi ritmo".

No es sólo uno el problema al que se enfrenta Valentino Rossi con su nueva montura y por ello asegura que el programa realizado en Jerez tenía varios puntos de mejora: "No quiero decir que el neumático sea demasiado blando para mí, porque al final, el neumático es el mismo para todos. No me siento cómodo con la moto, con mi pilotaje estoy un poco retrasado, y esto también crea un problema en la aceleración, porque muchas veces tengo un problema con el agarre trasero en la aceleración, no soy capaz de salga de la curva lo suficientemente rápido. Así que trabajamos mucho en el ajuste de la horquilla delantera, también la distribución del peso para frenar y entrar de una manera más rápida, para frenar más profundo y entrar en la curva con más velocidad. Este es el objetivo, y mejoramos. Todo lo que probé en el test fue un pequeño paso. Y también Yamaha trajo algo que quizás no sea muy grande, pero de todos modos es una ayuda para mí, y estoy feliz, porque después del fin de semana estábamos bastante deprimidos, porque estábamos luchando. Ya veremos, pero hoy la sensación es mucho mejor", finalizó Rossi, que prepara el GP de Francia con una pequeña sonrisa: "Fue un buen test. Encontramos algo interesante. Así que esperamos poder llevar esto a Le Mans y tratar de entender si en Le Mans podemos ser más fuertes"