MOTOGP

Rossi insiste con el "robo" de Marc Márquez en 2015

En una entrevista en ‘La Gazzetta’, el italiano califica de ese modo en dos ocasiones su incidente con el español en el GP de Malaisia de aquel año.

Rossi insiste con el "robo" de Marc Márquez en 2015

Valentino Rossi se explaya en ‘La Gazzetta dello Sport’. El italiano concede una amplísima entrevista al diario deportivo de su país, en la que se refiere al pasado, presente y futuro de su larga trayectoria en el Mundial de motociclismo. Nada menos que 26 temporadas en los grandes premios que dan para mucho, aunque algunos recuerdos resultan imborrables para el icónico piloto de Tavullia.

Uno de ellos, que El Doctor saca a relucir con relativa frecuencia es el incidente que protagonizó en 2015 con Marc Márquez. Una pugna en el circuito de Sepang (Malaisia), que para Rossi tuvo una influencia decisiva en el desenlace del certamen y que rememora con frustración: “En 2013, cuando volví a Yamaha ya parecía que estaba acabado. Sin embargo, si no me hubieran robado el Mundial en 2015 habría ganado otro título, habría sido el décimo”.

Precisamente refiriéndose a ese deseado décimo título, Rossi vuelve a calificar como robo lo ocurrido en aquella campaña en Malaisia con su rival español. Lo hace cuando el periodista le pregunta por el día que cambiaría si pudiera de su carrera deportiva: “Valencia 2006. Allí tiré un Mundial que podría haber ganado y así habrían sido ya 10, incluso con el robo de 2015”.

Cambiando de tercio, Valentino explica con claridad las razones que le mantienen en la competición a los 42 años e incluso sin que sus resultados en MotoGP sean los que se esperan de un piloto legendario: “Mi planteamiento es muy simple y me extraña que haya gente que no lo entienda. Me gusta cómo me siento, las sensaciones de competir, la adrenalina que me produce ganar, subir al podio o simplemente hacer una buena carrera. Sé perfectamente que al final el paso del tiempo se impondrá, pero mi intención es ponérselo lo más difícil posible. Es el único motivo por el que sigo aquí”.

Pensando precisamente en esa futura retirada de las carreras, el italiano cree que dejará un legado valioso en este deporte: “Fui el primer piloto moderno de MotoGP, hice muchas cosas el primero en esta categoría que se han convertido en un modelo para los jóvenes. Empecé muy pronto y a los 20 años ya corría en 500cc y ese camino lo han seguido después todos”.

La relación con su padre

Otro detalle interesante que Rossi revela es la relación con Graziano, su padre: “Hace unos 15 años empezamos a llevarnos mejor. Hubo un periodo en mi adolescencia que él era muy estricto, yo quería seguir mis propios pasos y discutimos. Después, cuando yo ya tenía como 25 años, la relación cambió y desde entonces nos llevamos bien”.

Y sobre su madre Stefania y tener a sus dos hijos en MotoGP (su hermanastro Luca Marini se ha incorporado este año a la categoría reina) confiesa: “Ella sufre por los dos, pero de manera diferente. Luca tiene que afianzarse para tener un futuro en MotoGP, mientras que yo busco buenos resultados para el final de mi carrera”.