FÓRMULA 1

Ferrari-McLaren, a cara de perro

"Una muy buena pelea, ambos con puntos fuertes y débiles", resume Sainz sobre la lucha por los podios entre su antiguo equipo y la Scuderia.

Ímola
Lando Norris (McLaren MCL35M) y Charles Leclerc (Ferrari SF21). Ímola, Italia. F1 2021.
Mark Sutton

Viejos circuitos, viejas rivalidades. Ferrari y McLaren despiertan del letargo y vuelven a levantar pasiones, aunque sea en la lucha por el podio. En Ímola, la partida se la llevó Norris con un pilotaje espectacular que le llevó al tercer puesto en el GP de Emilia Romaña, y un MCL35M imbatible en las rectas, ayudado por su flamante motor Mercedes. Pero la sensación de igualdad es enorme, más cuando Leclerc (4º) y Sainz (5º) no perdieron de vista a Lando, mientras Ricciardo (6º) se quedó a una minutada por detrás de los SF21.

¿Qué coche es mejor hoy? ¿Cuál es el tercero en discordia tras Mercedes y Red Bull? AS le consultó a Sainz sobre su antiguo equipo y su nueva casa: "Creo que está muy apretado ahora, es muy difícil. El McLaren tiene sus puntos fuertes y débiles y nosotros también. Es una muy buena pelea porque estamos luchando por las mismas posiciones, y la batalla es muy divertida. Parece que este fin de semana Lando hizo un gran trabajo para explotar todo el potencial del coche, especialmente sábado y domingo, e hizo una buena carrera".

"En mi opinión, ellos tenían un neumático más lento al final, el blando, se podía ver el ‘graining’ y por eso estábamos tras ellos y apretando. Si Lando hubiera salido con el medio, habría sido muy complicado mantener la distancia de DRS inferior al segundo, porque fue muy rápido durante todo el fin de semana", analiza sobre las estrategias de carrera.

Se puede decir que el Ferrari es un monoplaza más completo aerodinámicamente, y el McLaren se destaca por su gran unidad de potencia, claramente superior a la de Maranello. En cualquier caso, Sainz no ve clara una tendencia: "En general, está muy apretado. Posiblemente ellos hayan tenido una mínima ventaja este fin de semana, también en Bahréin, pero cuando vayamos a circuitos que nos favorezcan un poco más y hagamos un fin de semana más completo, podemos estar delante de McLaren". De momento, la cuenta de podios, que es más importante que el Mundial de constructores a estas alturas de la parrilla, la inaugura Woking.

Binotto: "El tercer puesto no es un objetivo"

Mattia Binotto, jefe de la escudería italiana, celebra los avances pero no se obsesiona con la tercera posición del campeonato de constructores (que por ahora es de McLaren con 7 puntos de ventaja). "Mercedes y Red Bull sigue delante, no es una sorpresa porque ya era así el año pasado. Estoy contento sobre todo porque pudimos progresar. Como dice Carlos, habrá una batalla apretada frente a McLaren por el tercer puesto en constructores. No es ese nuestro objetivo en el campeonato, sino demostrar que podemos progresar en todas las áreas. Es una cuestión de mentalidad y creo que podemos hacerlo. Lo importante es mostrar que somos capaces de recortar".