MOTOGP | GP DE PORTUGAL

Quartararo: "Sólo hay dos franceses y luchamos arriba"

Sobre la tensión por la caída de Martín: "No es buena idea que la tele repita constantemente la caída. No son imágenes bonitas para nosotros ni la familia".

Quartararo: "Sólo hay dos franceses y luchamos arriba"
PATRICIA DE MELO MOREIRA AFP

A Fabio Quartararo le supo peor esta pole que otras porque sabía que 'Pecco' Bagnaia había sido más rápido que él y, de no ser porque le anularon el tiempo al italiano por no cortar gas con bandera amarilla, surgida por la caída de Oliveira, él no saldría primero en la carrera de MotoGP de Portimao. Lo que sí le puso contento al francés fue ver a su compatriota Zarco de nuevo delante y tiró de orgullo patrio.

-¿Cómo le deja esta pole?

-El sabor de esta pole no es el mismo que el de otras, pero lo importante era comenzar en la primera fila y ese objetivo lo hemos conseguido. Lo más importante era el ritmo de esta mañana con goma usada y ha estado bien. Me siento muy satisfecho con el ritmo y el trabajo del equipo.

-Su ritmo parecía perfecto con cualquier goma. ¿Cuál va a ser la opción mañana?

-Cada día va cambiando y esta tarde ha cambiado mucho con respecto a la mañana. Funcionan los dos, pero ahora mismo me inclino más por el medio. Mañana veremos si probamos el duro en el warm up. Me siendo confiado y tanto medio como duro son buenas opciones para la carrera.

-¿Por qué hay tantas caídas en Portimao?

-Hay algunas zonas de la pista donde hay baches y para mí la última curva es un poco peligrosa aunque te acostumbras. Es un circuito rápido, con muchas subidas y bajadas, y es fácil cometer errores. Vas aprendiendo durante el fin de semana y todo el mundo empuja al límite y por eso estamos viendo tantas caídas.

-¿Ha tenido sustos en la Q2?

-Sí, en la Q2 empujamos a tope y en la curva 7 me fui un poco largo y aun así abrí un poco el gas y se me cerró de delante. Y también en la última curva, que tuve que contener la respiración y aguanté. Por suerte pude irme un poco largo. Pero en la 'qualy' vamos todos al límite y tenemos que arriesgar al máximo.

-¿Qué le pasa por la cabeza cuando ve una caída como la de Jorge Martín?

-Yo cuando hay una bandera roja me salgo del box. No me gusta ver esas imágenes y lo siento por la familia también, por la incertidumbre. Cuando ya saben que está consciente, está bien. Pero para mí no es una buena idea que la tele esté repitiendo constantemente la caída, creo que son imágenes que no son bonitas de ver para nosotros, pero sobre todo para la familia.

-No es habitual ver a dos franceses delante en MotoGP...

-Estábamos en Qatar juntos, ahora también. Es fácil acostumbrarse a estar con Johann en la sala de prensa. Sólo hay dos pilotos franceses en la categoría reina y los dos estamos luchando arriba.

-¿Tiene sensaciones más cercanas a las de 2019 o a las de 2020?

-En Qatar tenía cierta ansiedad por ver cómo se comportaría la moto en Portimao, porque sabíamos que allí se comportaba bien, pero en este circuito no. Y quería saber si tendría las sensaciones de 2019 o de 2020. Por suerte, aquí me estoy sintiendo muy cómodo y hacía mucho tiempo que no me sentía así sobre la moto. Para mí la gran diferencia tiene que ver con el comportamiento de la moto. El año pasado cuando girábamos, la moto se abría demasiado y no sabía si me iba a caer o no, este año tenemos mejores sensaciones con el tren delantero y eso me permitió adelantar en Qatar. Más que la pole, lo que más satisfecho me ha dejado hoy es las sensaciones del FP3 y FP4.

-¿Sufre físicamente con la Yamaha de este año?

-Es que para mí la moto es mucho más exigente que la del año pasado y hace dos años. Cuando escucho que la Yamaha es fácil… pienso, ‘vale, la del año pasado quizás sí fuera algo más sencillo, la del año pasado, pero no la actual’. Nuestro trabajo fuera de las carreras es estar en forma para una situación tan extrema como pilotar una MotoGP.