MOTOGP | GP DE PORTUGAL

Márquez: "No descarto nada"

Amplísima comparecencia de Marc, dos hora y veinte minutos ante los medios, en su regreso a MotoGP, confesando sentir curiosidad por la primera caída.

Márquez: "No descarto nada"
JOSE SENA GOULAO EFE

Desprendía buen rollo por los cuatro costados Marc Márquez en su regreso ante los micrófonos en un GP. Ha escogido el de Portugal para su reaparición, tras nueve meses en el dique seco por una fractura de húmero en el brazo derecho que le obligó a tres operaciones. "Te he echado de menos incluso a ti", dijo riéndose al enviado especial de AS a Portimao. Ya en serio, se pasó dos horas y veinte minutos contestando preguntas en rueda de prensa, una en inglés junto a cinco compañeros de la parrilla y otra ya sólo en español. Ha dado mucho de sí y, aunque asegura que no se mete presión con ningún resultado a conseguir este domingo, también reconoce que no descarta nada. 

-¿Qué puede decir en un momento tan especial?

-La verdad es que es fantástico estar de vuelta y estar con todos vosotros. Han sido nueve meses difíciles, pero mañana llega el momento mas importante de mi rehabilitación. Estoy nervioso, con mariposas en el estómago, pero sé que después del FP1 desaparecerán y es el momento de disfrutar de la moto. No había visto a mi equipo de ingenieros japoneses. Sí estuve aquí en Portimao y Montmeló con mi equipo técnico, pero la verdad es que estoy muy contento, aunque sé que no seré el mismo Marc desde el principio. Hay una rehabilitación por el medio, con una parte física y otra mental que me tiene que permitir ir avanzando poco a poco.

-¿Cómo fue ver las carreras desde casa?

-Ha sido extraño, sobre todo al principio, pero luego ya era algo normal. Era un aficionado más. Veía la televisión y disfrutaba, pero para mí fue difícil no poder disputar las dos primeras carreras de Qatar este año. Me sentía preparado, pero los médicos decidieron pararme un poco para no precipitar los acontecimientos y yo me ceñí a seguir todos sus consejos. Es cierto que en algunos momentos tuve dudas de si volvería a montar en algunos momentos o de si tendría un brazo normal, pero siempre he mantenido el optimismo tanto yo como mi entorno, y el principal objetivo siempre ha sido volver a montar en la moto cuanto antes.

-¿Le preocupa que pueda llover?

-Sí, me preocupa que pueda llover. No me gustaría volver a MotoGP después de tanto tiempo bajo la lluvia, pero si estoy aquí es porque puedo pilotar en cualquier condición. Hicimos un test hace poco aquí que fue bastante bien. Fue  hace un mes, aunque después paramos para dar descanso al hueso. Estoy en una situación distinta a la de mis rivales. Esta es mi pretemporada y tengo ganas de empezar a pilotar mi moto, pero sin locuras.

-¿Cómo cambia su situación y la de sus rivales respecto a la anterior temporada?

-Es imposible entender la situación desde la televisión, ya que no se puede saber cómo va todo en MotoGP, no sólo de un circuito a otro, sino de un día a otro, pues un piloto que va muy bien un día al día siguiente no está ahí o tiene problemas. Es extraño entender todo esto desde el otro lado, pero es cierto que tengo ganas de pilotar, de tener muchos pilotos delante y una carrera de grupo como la de Qatar para tener buenas peleas, aunque ahora no estoy preparado, pero espero estarlo más adelante.

-¿Qué opina de la Honda actual? Parece que todos le están esperando...

-Obviamente, Honda no está en la mejor situación. He hablado con los ingenieros japoneses para saber dónde está el problema y encontrar un compromiso para todos los pilotos. Honda tiene buenos pilotos como Pol Espargaró o Nakagami y mi hermano, que es el campeón del mundo de Moto2. Hay pilotos pero tienen dificultades en los mismos puntos que cuando dejé la moto. Seguimos teniendo el problema de la falta de confianza con el neumático delantero, de buscar los límites, pero es cierto que las motos del año pasado a éste son casi las mismas. Sólo ha habido algunas actualizaciones, pero esta mañana ya he tenido una reunión con todos los ingenieros para tener las cosas mucho más claras sobre las actualizaciones que se han realizado y por eso voy a comenzar los entrenamientos con la configuración de moto de Stefan Bradl, no con la mía, y a partir de ahí trataré de construir mi propia moto para intentar llegar cuanto antes al nivel top.

-¿Qué Márquez veremos en Portimao?

-El principal objetivo es estar preparado y sentirme bien sobre la moto. Esa es la razón por la cual estoy aquí, pero es cierto que el interrogante es saber cómo reaccionará mi cuerpo y mi brazo durante todo el fin de semana, cómo me sentiré sobre la moto porque no lo sé. Me gustaría sentirme más preparado y lo mejor es que mañana pudiese tener un test privado, pero no tenemos esa opción, con lo cual llega el momento de pilotar la moto lo mejor posible tras la decisión adoptada con los médicos. Sólo cuando fue unánime la decisión decidí volver. En Qatar ya hubo una decisión de estar, pero no fue una decisión unánime y aquí sí. No tengo ningún objetivo para el fin de semana, sólo quiero pilotar y después ya me pondré presión. Por ahora voy a pilotar y sé que encontraré una categoría difícil, que ya no hay motos satélite, todas con especificaciones de fábrica, así que será difícil y con los mejores pilotos del mundo. Yo vengo de un a lesión y no sé cuánto tiempo me tomará.

-¿Se ha preparado de alguna manera para su regreso?

-Me he preparado, pero es demasiado difícil preparar algo así, no es usual pero es lo que decía, que la rehabilitación tiene dos partes, la parte física y la parte mental. A nivel físico me siento listo y a nivel mental voy paso a paso, me tengo que volver a sentir un piloto de MotoGP.

-¿Hay algún área en la que se vaya a sentir fuerte este fin de semana?

-Sí, por supuesto. Me siento listo para pilotar la moto y me gustaría sentirme diferente, pero en los últimos nueve meses he pilotado una moto tres veces y en el último mes no he pilotado así que es cierto que será difícil y tengo muchas incógnitas relativas a la reacción de mi cuerpo o de mi brazo, pero es un paso que pensamos que es el momento correcto para dar el salto en mi rehabilitación. Creo que no estaré en la misma posición que el resto de pilotos pero es obvio que había que dar el paso.

-¿Qué opina del dispositivo de salida para las carreras?

-Yo nunca lo he utilizado. Hoy me han explicado que tenemos un dispositivo de salida del tren delantero y trasero y esto es algo que necesito utilizar para pilotar y para las salidas será importante, incluso para poder pilotar mejor después, pero para mí, honestamente, no tiene sentido el tener un dispositivo de estas características que hace dos años no lo teníamos y en la salida de las rectas no era lo mismo. Ahora se está utilizando y nosotros también lo tenemos por lo que las fábricas harán lo posible para que lo tengan todas las motos, pero para mí es un dispositivo que no mejorará el espectáculo o al adelantar. Lo utilizaremos, pero la primera impresión es que no me gusta.

-¿Qué diría a un piloto que quisiera volver demasiado rápido de una lesión?

-Lo que he aprendido de esta lesión es muy sencillo. Tenemos muchas carreras por delante en nuestra carrera profesional y un único cuerpo y a veces necesitas descansar. Cometí un error, y lo reconozco, así que lo mejor es que ningún piloto cometa ese mismo error ya que cuerpo sólo tenemos uno.

-¿Quién cree que es el favorito?

-No puedo escoger entre ningún piloto. Ahora mismo hay diez pilotos capaces de ganar carreras y los cinco pilotos que están aquí pueden también ganar el domingo, así que no apostaría por ninguno ya que corres un gran riesgo de perder. La categoría está muy abierta

(Eso es lo que aconteció en la rueda de prensa en inglés. A partir de aquí la que realizó en español).

-Nueve meses de recuperación muy duros, ¿no?

-Estoy contento de estar aquí con toda la familia de MotoGP. Contento y con mariposas en el estómago. Pensaba que sería un fin de semana normal, pero hasta que no pase el FP1 no será todo más normal. Y también está la incertidumbre de cómo será pilotar una MotoGP después de nueve meses, pero venimos aquí sin un objetivo a nivel de resultados. El único objetivo es volver a pilotar una moto y hacer el paso más importante de mi recuperación que es volver a ser piloto, volver a la competición. A partir de ahí, ir quemando etapas. Sigo con mi rehabilitación. No estoy al ciento por ciento físicamente, pero con los doctores hemos decidido que es el momento, que a nivel óseo está consolidado, que era lo que más preocupaba y no solo para mi carrera profesional sino también para mi vida personal. Eso es lo importante, que está consolidado, y ahora viene la parte física y mental. Física porque hemos trabajado mucho con días buenos y días malos, semanas buenas y semanas malas en la rehabilitación en casa, pero ahora viene la parte física sobre la moto y la parte mental, la de volver a pilotar una MotoGP, volver a ir a 300 km/h y volver a tener la primera caída después de tanto tiempo, que va a llegar, y si estoy aquí es porque va a llegar y el cuerpo está preparado para ello.

-Hubo nueve meses de apuestas para saber cuándo volvería. La siguiente apuesta es dónde va a acabar...

-Al final sientes que hay una gran expectación, pero también tienes que saber aislarte un poco y centrarte con tu equipo para no sentir más presión de la estrictamente necesaria, porque no tiene que haber ninguna. Ya habrá tiempo para que yo mismo me meta presión y soy el primero que me autoexijo, pero no estamos en el momento de pensar en cualquier resultado, sino en salir, sentirlo y poco a poco ir dando pasitos durante el fin de semana y durante esta parte de la temporada, que en realidad va a ser mi pretemporada. A partir de ahí ya veremos, pero sí que han sido nueve meses que no solo por la ansiedad de volver a la pista sino también por al ansiedad de qué pasará con mi futuro, con mi brazo, que era lo que más preocupaba, pero de todo se aprende una lección importante. De esto he aprendido que carreras hay muchas, vida también hay mucha si la sabes cuidar, pero cuerpo sólo hay uno y el cuerpo es el que tienes que saber entender sin precipitarse, poco a poco entender, analizar con los doctores y hasta que en una reunión con todos los doctores no hubo una decisión unánime, todos en conjunto, no hemos vuelto y por eso no volví en Qatar.

-¿Piensa que sus rivales se pueden haber puesto nerviosos por su regreso?

-Honestamente no estoy pensando en los rivales, pero si me pongo en la situación de ellos, si tienes la autoestima necesaria no tienes por qué ponerte nervioso. Al final llega un piloto, vale que he ganado mucho en el pasado, pero llego de una situación difícil, de una situación que era una lesión grave, con muchos meses sin motos y no podía entrenar como me hubiese gustado, porque en el último mes decidimos con los doctores parar lo que era el entrenamiento en moto y simplemente en el gimnasio. La semana pasada hice la revisión, vieron que estaba consolidado y el único día que hice de moto fue el lunes pasado que fui a dar cuatro vueltas con mi hermano en el circuito de Alcarrás, en una moto de flat track para coger algo de tacto de acelerador y ya está. Sin sobreestresar la zona muscular, que la tengo que ir cuidando entre carrera y carrera y aún estoy en mi recuperación, por eso no me importa lo que puedan pensar o lo que pueda pasar en pista. Simplemente quiero llegar al máximo nivel, pero todo tiene su tiempo.

-¿Mejor cuanto antes llegue la primera caída?

-Lógicamente va a llegar, y espero que más tarde que temprano, pero es una de las cosas que le dije a los doctores. Aunque era algo que iba en mi contra, pues cuando yo vuelva a ir en moto mi brazo tiene que estar listo para caer, porque va a haber más caídas y yo no sé pilotar sin arriesgar, voy a empujar y tienen que llegar caídas y el cuerpo tiene que estar listo. Va a llegar, será importante que me levante y vuelva a coger la moto, pero todo esto forma parte de ello. Lo que me preocupa más de todo no es la primera caída sino volver a pilotar como yo quiero, que es lo que hay que ver cuánto tardo y habrá que ver cuál es mi estilo de pilotaje al principio y al final.

-¿Qué tal el reencuentro con los pilotos en general y con Rossi, con el que ha coincidido donde las teles?

-He coincidido con algunos de ellos. Con Valentino nos hemos cruzado, pero no hemos tenido ocasión de hablar. Con los demás he podido hablar y me han dado la bienvenida, pero sin más.

-¿Qué piloto ha visto que ha crecido más?

-A nivel de piloto, desde la televisión han crecido todos ya que hay muchos pilotos que están ahí. Mir ha crecido mucho y es el actual campeón y tiene esa experiencia de luchar por el título y también sabe cómo conseguirlo, porque lo ha logrado y luego falta ver si esta temporada Quartararo y Viñales dan el salto definitivo, Ducati quiere ser líder, habrá un líder en Ducati y Zarco de momento está sorprendiendo, pero yo creo que en Europa hasta que no pasen cinco o seis carreras no se va a definir todo un poco. El año pasado después de los dos primeros Jerez parecía que Quartararo iba a arrasar en el campeonato y luego no fue así o sea que no apostaría por nadie. No sabría por quien apostar. Iremos viendo si podemos estar lo más cerca posible del grupo de delante para no descartar nada, pero sin un objetivo claro.

-La siguiente cita será Jerez, la de su lesión. ¿Será un problema volver allí?

-Tengo ganas de volver a Jerez y de pasar por esa curva tres, lógicamente va a ser una emoción, pero ya llegará. De momento estamos aquí, en un circuito en el que no he pilotado nunca una MotoGP, que simplemente lo conozco de dar unas vueltas con una moto de calle y ése es un aliciente a añadir en este fin de semana en el que no sabemos ninguna base de puesta a punto mía ni hay referencia en el equipo. Esto también es un aliciente y un hándicap, pero sí que si vas a buscar la décima es importante, pero por ahora no vamos buscando eso, vamos buscando sensaciones y luego ya veremos donde llegamos.

-¿Qué necesita más sin tantas carreras?

-Necesitaré todo. Me falta la velocidad y en la recta será fácil, pero la frenada... Entender un entrenamiento no, porque en esto mi hermano me ha ayudado y estaba conectado a la competición, nunca he dejado de conectar, sabía lo que había nuevo, las piezas que llegaban, lo que probaban y los comentarios de los pilotos. Me gustaba estar al día de todo y Santi me lo contaba todo después de las carreras, era una forma de que cuando volviese no fuese todo nuevo de golpe y eso me ha ayudado pero la velocidad, la frenada y en la carrera que habrá más pilotos que te adelantan o no. Todo eso ya pasa cuando empiezas una temporada, pero más me pasará ahora. Todo es cuestión de tiempo, que lo va arreglando todo y lo pone en su sitio.

-¿Es consciente de que no le cree nadie cuando dice que no va a intentar ganar?

-(Sonrisas). Yo no he dicho que descarte nada, sino que no me fijo ningún objetivo. Simplemente lo que salga, lógicamente cuanto mejor me encuentre encima de la moto mejor será el resultado, esto es así, pero no me marco ningún objetivo aunque no descarto nada.

-Mentalmente, ¿cuál ha sido el momento más duro de estos nueve meses?

-El momento más duro, si tengo que elegir uno, es sobre octubre o noviembre, que llevaba ya dos meses de la segunda operación, casi tres, y veía que algo no funcionaba. Los doctores tampoco sabían identificar el qué, mis sensaciones hiciese lo que hiciese con semanas haciendo gimnasio y otras con el brazo completamente inmovilizado y la sensación del brazo no cambiaba. Me hacía analíticas y todo salía bien, pero yo notaba que algo no estaba bien, y al final decidí operarme porque algo no estaba funcionando y así me lo recomendaron los doctores y ahí es cuando salió la infección, que era tan leve que no tenía ningún síntoma ni de fiebre ni de aspecto. Ahí fue cuando fue más duro, al no saber lo que estaba pasando, me costaba coger una botella de agua en casa, me ponía nervioso y lo pagaba con los míos y luego ya fueron diez días duros en el hospital después de la tercera operación, pero luego ya pasó todo.

-¿Cuál es el plan o estrategia para afrontar el fin de semana y cómo espera que responda el cuerpo al pasar por la curva uno?

-El fin de semana lo intentamos afrontar como un fin de semana normal. Las vueltas normales, si llueve se sale si hay parches de humedad y no tiene sentido salir no se sale, en general un fin de semana normal. Por eso hemos hecho los test y hemos esperado el último mes sin competir para que cuando lo pudiese hacer estuviese en unas condiciones óptimas para hacer un fin de semana normal. Luego veremos cómo va reaccionando el cuerpo, el brazo, pero de entrada es totalmente normal, salvo por la base de moto de Stefan Bradl, que era muy similar a la mía con las piezas todas nuevas. Si me haces probar lo que tenía hace nueve meses tampoco me acuerdo así que a probar todo lo nuevo y una duda menos. Estuve rodando hace un mes con una moto de calle, no es lo mismo, pero la primera curva es una gran frenada, se tiene que hacer mucha fuerza y ya me ha avisado mi hermano que es uno de los circuitos más físicos del Mundial, con muchas subidas y bajadas, así que vuelvo al mejor trazado...  pero había que hacer este paso y ya veremos cómo evoluciona.

-¿Es el mismo Márquez mentalmente y es asumible la diferencia de puntos que le sacan?

-Por los puntos ni me fijo ni me obsesiona, está claro que te fijas y lo ves, pero no me obsesiono para nada pues de entrada no es mi pelea ni es mi objetivo inicial. Primero hay otros objetivos antes de llegar a ese. Si esos objetivos se cumplen rápido pues ya se pensará en el gran objetivo, que es el título, pero de entrada no se puede pensar en eso. La situación en Honda es difícil, así me lo han trasladado los ingenieros y así se puede ver en los resultados, no se puede negar la evidencia, pero es la moto más o menos que dejé yo y con esa moto hice una de las mejores carreras, que fue en Jerez 2020, una gran remontada después de un 2019 que fue una gran temporada también, así que espero que reencuentre esa sensación que dejé con la moto y que pueda llevar a Honda a lo más arriba. Después de una lesión yo creo que sales más fuerte, es algo que te ayuda a madurar y mentalmente me encuentro listo, pero es cierto que en ese aspecto me tengo que volver a sentir piloto y no estar un jueves con la duda de qué pasará encima de la moto. Ahora está dentro esa duda pero sentirme piloto significa que en cuanto coja la moto las cosas salgan, aunque ahora cuando me suba a la moto tendré que pensar un poco más para que salgan las cosas pero todo llegará.

-¿Cuál ha sido más dura, esta lesión o la de la visión doble de hace diez años?

-Diría la última, porque lo malo se me olvida rápido y de aquí a dos meses seguramente ya no me acordaré de esto y diré que soy el mismo, pero las dos fueron duras. Quizás esta más porque la otra como que no le daba mucha importancia, era optimista y no veía la realidad. Cuando me decían que no podía recuperarme decía que eso era imposible y ahora, cuando me hablaban de la palabra 'no te puedes recuperar' lo veía posible, porque era un hecho, no podía coger un vaso de agua. Ha sido dura y en la de la vista no sufrí a nivel físico pero en esta si he sufrido a nivel de dolores. Ninguna de las dos se la deseo a nadie.

-¿Ha pensado en algún momento que no iba a poder recuperar el brazo?

-Sí, lógicamente en todo momento he sido optimista pero también realista y mi primera preocupación era poder tener un brazo normal para poder hacer una vida normal, dejando a un lado la vida profesional, pero los doctores me daban la tranquilidad de que el tiempo lo cura todo, que era cuestión de tiempo, que podía estar como he estado tres o cuatro meses o que podía estar un año pero que me acabaría recuperando. Por suerte ha sido lo más corto, se ha recuperado muy bien, sin ninguna complicación y ya poder estar aquí se te olvida, aunque lo tienes todo grabado, pero ya no estás dando vueltas a todo cada vez que te levantas.

-Ha dejado a mamá sola en casa...

-No sé si estará más preocupada mamá o los perros, que llevan nueve meses encima mío. Mamá siempre ha estado ahí, hemos visto las carreras juntos. Siempre las ve solas y ahora se había acostumbrado a verlas conmigo y lo único que me ha dicho son las palabras de siempre 'no me hagas sufrir mucho'. No se lo puedo prometer esto, pero es lo que me ha dicho.

-¿Le va a pedir rueda a su hermano Álex?

-No, no. Ya ha habido cachondeo en casa con Álex sobre esto. De momento mi trabajo y mi línea y ya habrá tiempo para buscar alguna rueda si hace falta.