MOTOGP | GP DE PORTUGAL

La espina clavada de Mir

El balear regresa al escenario donde se disputó la última cita de 2020 y que terminó con un abandono cuando ya era campeón: "Quiero mejorar la experiencia".

Joan Mir en la parrilla de salida del GP de Qatar 2021
Suzuki ECSTAR

Afortunadamente para Joan Mir, los problemas llegaron durante el último curso cuando podían llegar. Después de que la Suzuki hubiese sido catalogada por la gran mayoría como la montura más completa de la parrilla, la GSX-RR del balear sufrió una avería que le dejó fuera de escena en Portugal… pero por suerte ya estaba todo más que sentenciado. El piloto de la marca japonesa ya era campeón del mundo de MotoGP, el objetivo se había cumplido con creces en un año de lo más atípico, pero las ganas de más no dejaron conforme a un piloto que no pudo terminar de coronar el año como le hubiese gustado. Y aunque ese momento ya es historia, la espina todavía sigue clavada.

"Tengo muchas ganas de empezar este fin de semana en Portimao, porque el año pasado tuvimos mala suerte y tuve que retirarme de la carrera, lo cual fue una pena", confiesa Mir en su regreso al trazado portugués, donde llega con una misión muy clara además de por sus aspiraciones, por esa cuenta pendiente que le dejó 2020: "Ahora quiero tener una mejor experiencia". Aunque se habla de mejorar, lo cierto es que defendiendo corona y aspirando de nuevo al título la realidad es mucho más ambiciosa. Pero también es cierto que este inicio de temporada no está exento de algunas dificultades para el balear.

Después del doblete en Qatar, donde finalizó cuarto y séptimo en la primera y segunda cita respectivamente, la de Portimao es una pista donde disfruta “mucho” y lo más importante, es que se trata de un trazado en el que espera que la Suzuki también tenga impresiones parecidas. “Puede adaptarse bien a nuestra moto”, asegura un Joan Mir, que sin embargo no ha tenido muy buenas sensaciones con la GSX-RR buscando la vuelta rápida.

La que fue la tarea pendiente de la fábrica japonesa durante todo el curso anterior sigue teniendo vigencia, y el campeón aseguró tras las dos carreras en Losail que hasta ahora no había sido capaz de usar su estilo natural de pilotaje para hacer una vuelta rápida en clasificación.

Y aunque el panorama en carrera cambie, lo cierto es que no estar en Q2 puede condicionar mucho las aspiraciones de un piloto que, a su favor, tiene una gestión impecable de carrera. Por ello, consciente de que los puntos se reparten los domingos y sin descuidar la debilidad de la Suzuki, “lo importante será sumar puntos y seguir mejorando”. O lo que es lo mismo, mantener la fórmula que les llevó hasta lo más alto hace tan solo un curso.