MOTOGP | MUNDIAL 2021

Márquez ya sabe la primera moto que usará y dónde

El ilerdense habla sobre su recuperación, su día a día y la planificación prevista para la vuelta a la actividad.

Marc Márquez progresa adecuadamente. Es una realidad constatable, tanto por sus publicaciones en redes sociales como por la estrategia de comunicación que ha reiniciado a través de su equipo. Tras la presentación del Repsol Honda, ahora vuelve a hablar de su recuperación en una entrevista difundida por la escudería.

En ella, el ilerdense se muestra optimista al respecto: “Las sensaciones son muy buenas. Hace poco que hemos empezado a trabajar la fuerza, pero la progresión es ascendente, que es muy importante. Hemos ido con mucha prudencia y precaución, creo que estamos yendo por el buen camino, aunque todavía queden pasitos por hacer. Estoy muy contento y optimista porque veo que cada vez me encuentro mejor y la evolución es buena”.

Márquez asegura que ese avance es apreciable incluso en los detalles más cotidianos: “Notas la mejoría en cosas tan simples como ducharse, lavarse la cabeza y los dientes, abrir una puerta y cerrarla… Luego en el gimnasio los pesos van aumentando y la movilidad es cada vez mejor, pero el primer cambio de poder lavarse los dientes con la derecha ya fue todo un logro”.

Y añade: "Ahora está yendo muy bien, cada vez me encuentro mejor en el gimnasio y la diferencia entre brazo izquierdo y brazo derecho es mucho menor. Físicamente, ya estoy a sitio a nivel de cardio y tórax, que es lo más importante. Ahora estoy esperando a que el médico me dé el alta a nivel óseo y que muscularmente me sienta bien para coger una moto, pero cada vez siento que está más cerca”.

Marc está plenamente centrado en su recuperación, dedicando su jornada prácticamente completa a esta tarea: “Me despierto a las 8 y de 9 a 11 hacemos la primera sesión de fisio y gimnasio. Luego, desayuno algo y entreno cardio, que puede ser bicicleta o correr hasta el mediodía. Luego como, una siestecilla y de 16 a 18 hay la segunda sesión de fisio-gimnasio, en la que trabajamos músculos más específicos para la moto. Meriendo y de 19 a 21 es mi tiempo libre”.

Volver a la moto

Con este panorama, el octacampeón mundial ya empieza a pensar en volver a ponerse a los mandos de una moto, aunque inicialmente no sea de competición: “El plan es intentar subir primero a una moto pequeña para entrenar en circuitos más pequeños. Si me encuentro bien, el siguiente día ya intentaré coger una moto más grande, como una CBR 1000 de calle, para entrar a un circuito grande y sentir la velocidad de 300 km/h y volver a mi estilo de vida poco a poco”.

Márquez ha estado muy pendiente de los primeros entrenamientos de pretemporada en Qatar y en el trabajo de su equipo. Estar en la primera carrera en ese mismo escenario podría ser su primer gran objetivo, pero es algo sobre lo que por el momento sigue sin pronunciarse: “Me hubiese gustado estar en el arranque, porque los primeros entrenamientos de la temporada son de los más importantes, porque vienes de un invierno parado, yo de un año parado, tienes que volver a ir rápido en una moto, a entenderla, volver a pilotar una moto, encontrar otra vez esa sensación de la velocidad. Pero bueno, sé que están haciendo un gran trabajo, que me esperan con los brazos abiertos y yo con ganas de volver lo antes posible”.