FÓRMULA 1

Aston Martin le hace sombra a Mercedes

La marca británica compartirá con la alemana la tarea de los coches de seguridad y médico en los grandes premios.

Aston Martin le hace sombra a Mercedes
F1

Tiempos de cambio para la Fórmula 1. Liberty Media, propietaria de los derechos de explotación del campeonato, busca nuevas fuentes de ingresos y diversifica líneas de negocio, como acaba de hacer público con el proveedor de los coches de seguridad y médico que se utilizan en los grandes premios.

Un escaparate inmejorable para cualquier marca que, desde 1996, había acaparado en exclusiva Mercedes-Benz a través de su división de modelos deportivos AMG. Y después de 25 años este privilegio toca a su fin, por primera vez en la historia, ya que desde la presente temporada compartirá protagonismo con otra marca legendaria como Aston Martin.

La empresa británica regresa a la F1 sesenta años después y lo hace con ambiciones tanto en lo deportivo como en lo comercial. Su objetivo es relanzar la marca utilizando la plataforma de la competición, incluyendo en dicha estrategia la presencia de dos de sus modelos más representativos en los circuitos.

Con su clásico color verde, un Vantage (510 CV de potencia) ejercerá de coche de seguridad, mientras que el DBX tendrá la tarea de coche seguridad, un SUV con nada menos que 551 CV. Se trata, por supuesto, de unidades especialmente preparadas paras tales funciones, con prestaciones suficientes para afrontar el desafío de moverse junto a los monoplazas más rápidos del planeta.

Mercedes se pasa al rojo

Los Aston Martin se alternarán con los Mercedes AMG en estas labores, con la novedad de que en esta temporada lucirán un llamativo color rojo en sustitución del plateado habitual. Los modelos elegidos en su caso no varían respecto a la anterior campaña: un GR T como coche de seguridad (585 CV) y un C 63 S Estate para la asistencia médica rápida (510 CV).

Tampoco cambian en los encargados de ponerse al volante de estos coches de servicio. Los de seguridad siguen en manos del alemán Bernd Maylander, mientras que las versiones medicalizadas se han confiado al surafricano Alan van del Merwe.

El debut de Aston Martin en los grandes premios será ya en el primero del año, el de Bahréin en el circuito de Sakhir el próximo día 28. En la siguiente cita de Imola (Italia) estarán los Mercedes, dividiéndose el resto de los eventos entre ambas marcas a partir de este momento, en una programación que por el momento se desconoce si será alterna o dependerá de otros factores comerciales o de mercado.