MOTOGP

Suzuki busca revalidar título 39 años después y guiño de Mir al 1

Los de Lucchinelli y Uncini (81 y 82) fueron los dos últimos títulos consecutivos que celebraron en Hamamatsu, porque ni Schwantz y ni Roberts Jr repitieron.

Suzuki busca revalidar título 39 años después y guiño de Mir al 1
AGIGI SOLDANO

Presentación casi sobre la hora del Suzuki Ecstar, con algunos motores de la competencia rugiendo en los boxes de Qatar para preparar la inminente salida para la primera jornada de MotoGP al completo en el test de Qatar. Ayer sólo rodaron en el Shakedown los probadores y los novatos, con dominio de Bradl (Honda) por delante de Crutchlow (Yamaha). Así, la plantilla de Suzuki al completo se ha ido a la parte inicial de la recta de Losail, para presentar un proyecto que tiene la firme intención de revalidar el título 39 años después de la última que fueron capaces de repetir título. Y lo hace con guiño al 1 del campeón, un Joan Mir que, aunque ha preferido mantener como dorsal el 36 que le llevó a los títulos de Moto3 (2017) y MotoGP (2020), incorpora el 1 de campeón a ambos lados de su cúpula y en la parte trasera de su mono y casco.

El campeón explica así el guiño al 1: "El Mir con el 1 es un diseño que me gustó mucho desde el primer momento. Hay que ganar un Mundial para poder lucirlo. Donde antes ponía Mir, ahora va este diseño con el 1. Me gusta tanto que me gustaría conservarlo, pero para eso tenemos que volver a ganar y eso no será fácil, porque estoy convencido de que el año será movidito".

Para ver a Suzuki ganando el título de la clase reina dos años consecutivos hay que remontarse a 1981 y 1982, cuando lo consiguieron Marco Lucchinelli y Franco Uncini, en 500cc. Antes lo había hecho el inolvidable Barry Sheene, en el 76 y 77, pero después no fueron capaces de hacerlo ni Kevin Schwantz ni Kenny Roberts Jr, campeones en 1993 y 2000. A favor de Suzuki juega que no sólo cuenta con un piloto para el intento, porque Álex Rins ya demostró el año pasado estar en disposición de pelear por la corona. Los dos lo saben.

Mir ha dicho: "Tenemos un gran desafío por delante, que es repetir título. La idea este año sí es luchar por el título. Tengo muchas ganas de hacerlo y cuento para ello con una moto preciosa y el equipo está ahí. Y también tengo un gran compañero".

Y Rins, por su parte, ha asegurado esto: "La pasada temporada me recuperé a mitad de año de la lesión, pero tuve un par de caídas en carreras. Acabamos bien el año y hay que empezarlo bien. ¡Estoy listo para el rock!".

A los dos les han encantado los colores de este año de la GSX-RR, la moto más equilibrada de la parrilla. Son muy parecidos a los del año pasado, los del 60 aniversario, aunque ahora incluye en la quilla y la cúpula la garra de Monster Energy, que se une como patrocinador. "Me gusta mucho la moto y la veo un poco más agresiva que la del año pasado con el logo de Monter", ha asegurado el campeón. Y el aspirante, ha dicho en ese sentido: "Estoy excitado de lucir estos nuevos colores con patrocinador diferente. La moto es más o menos la misma. Va bien en las rectas y tenemos velocidad de paso por curva". Ambos están listos para la batalla. Buena suerte.