FÓRMULA 1

El Haas ruso desafía a la AMA

Está prohibido competir bajo la bandera de Rusia en campeonatos mundiales. Steiner lo sortea: "Podemos utilizar colores en un coche".

El VF21 de Haas.

El hecho de que Haas exhiba la bandera rusa en el VF21 de Mick Schumacher y Nikita Mazepin no pasaría de anécdota, tratándose de un equipo norteamericano, si no fuera porque está prohibido. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) sancionó a Rusia en diciembre de 2019 excluyéndoles de Juegos Olímpicos y competiciones deportivas de carácter mundial por "alterar intencionadamente" resultados de controles antidopaje y obstaculizar el trabajo de la AMA; y el TAS ratificó el castigo a finales del año pasado, aunque lo redujo de cuatro a dos años.

Los deportistas rusos que pretendan competir en campeonatos del mundo sólo pueden hacerlo a título individual y bajo bandera neutral. Pero el monoplaza de la escudería de Banbury luce los colores rojo, azul y blanco de la bandera rusa de manera inequívoca. Todo como consecuencia de la entrada del patrocinador Uralkali, una empresa química de Dimitri Mazepin, padre del piloto rookie.

La AMA está sobre aviso y es factible que revise el caso. Mientras tanto, el equipo se escuda. Guenther Steiner, jefe de Haas, justifica que "la nueva decoración estaba planteada antes del fallo del TAS (en diciembre de 2020, si bien la sanción era anterior)". Y se justifica: "No podemos utilizar una bandera rusa, como tal, pero sí podemos utilizar colores en un coche. El deportista no puede competir bajo bandera rusa, pero Haas compite como equipo americano". Esa es la versión que habría transmitido la FIA a Haas: no está prohibido emplear los colores.

Mientras tanto el debutante Mazepin, de 22 años, tendrá que esperar al menos otra temporada hasta poder celebrar una victoria con el himno nacional ruso, si es que le llega la ocasión. "Todavía estamos hablando sobre cómo se considerarán mis resultados. No hay decisión aún", dijo a los medios el jueves. Que el dictamen del TAS llegase meses antes de su debut en la Fórmula 1 "es una pena".