MOTOGP

Joan Mir: "Sorprende ver a Rossi con otros colores"

El campeón de MotoGP está nominado a los Laureus en la categoría Revelación del Año y compite con Mahomes, Ansu Fati, Dominic Thiem, Iga Swiatek y Tadej Pogacar.

Joan Mir celebrando su título de campeón de 2020.

El título de MotoGP le ha traído a Joan Mir la candidatura a recibir un premio Laureus, que son los Oscars del deporte, en la categoría Revelación del Año.Todo un privilegio reservado a auténticos cracks, aunque el mallorquín es el primero que sabe que no será fácil que se lo den por el nivelazo de algunos de los otros candidatos: Patrick Mahomes, quarterback de los Kansas City Chiefs, con los que ganó la SuperBowl el año pasado y fue finalista esta temporada; Ansu Fati, jugador de fútbol del Barcelona; los tenistas Dominic Thiem (ganador del US Open) e Iga Swiatek (venció Roland Garros); y el ciclista Tadej Pogacar, que ganó el pasado Tour de Francia. El mallorquín habla de su nominación y, por supuesto, de la temporada 2021 en la que defiende título por vez primera.

—¿Qué opina de esta nominación en los Laureus?

—Es un placer estar entre todos los deportistas nominados para los Laureus. ¡A ver si suena la flauta y nos lo podemos llevar!

—Rossi y Márquez son los únicos deportistas procedentes de las motos que han ganado el Laureus. ¿Qué le parece?

—Viendo la gente que ha ganado el Laureus, sólo tener una opción de ganarlo es algo realmente especial para mí. No me esperaba esta nominación y espero ganarlo. Lo que hicimos el año pasado nos ha dado esta opción y es muy emocionante para mí. Me hace muy feliz.

—¿Qué opina de los otros candidatos?

—Cuando ves que estás compitiendo contra estos deportistas, contra el ganador del Tour de Francia dices ufff... y sabes que será difícil. También está el ganador de la SuperBowl… Pero piensas que tú eres el campeón de MotoGP en tu segundo año en la categoría y que te mereces estar ahí. No sé quién se lo llevará. Espero que sea yo, pero sé que tengo rivales difíciles y respetaré la decisión que sea. Están el ganador de Roland Garros, del US Open, del Tour de Francia… No sé cuál es el rival más fuerte, porque todos lo son.

—El año pasado, en la primera rueda de prensa oficial del campeonato, nadie le incluyó entre los cinco primeros. ¿Cuáles son sus cinco primeros para este año?

—¡Nunca me ha gustado hacer estas cosas! Porque realmente en el deporte nunca se sabe. El año pasado hubo gente que se equivocó y no quiero que me pase a mí, pero bueno, seguro que van a estar, Rins, Morbidelli, Marc Márquez y Fabio Quartararo, y también yo.

—Ya ha habido varias presentaciones de equipos importantes de MotoGP. ¿Hay algo que le haya llamado la atención?

—Ver a Valentino con otros colores sorprende. Todo lo demás, la verdad, es que no me ha sorprendido demasiado. Gusta ver las novedades, por ejemplo ver a Pol con la RCV de Repsol Honda, y me gustó ver a Rossi con otros colores, pero poco más. ¡Me sorprenderé si van rápido en los entrenamientos, pero nada más!

—¿Qué espera de Rossi en el Petronas a los 42 años?

—Creo que, normalmente, cuando llegas a un equipo diferente, y aunque sea con la misma moto, rompes dinámicas y probablemente él necesitaba este cambio, un cambio que le ayude a ser más competitivo. Espero que sea rápido. No sé cuánto, pero seguro que lucharemos contra él en algunas carreras.

—¿Cómo espera que esté Márquez?

—Seguramente no lo sabe ni él. Es complicado pensar que puedes seguir siendo competitivo nada más regresar a competir. Cuando vuelva, espero que al tener tanto tiempo de recuperación no caiga en el mismo error de ir a las carreras todavía con una lesión sin recuperar, por lo que cuando vuelva seguro que estará al ciento por cuento.

—¿Qué inicio de campeonato espera?

—Será con un arranque explosivo de las Yamaha y ya veremos qué es lo que sucede con el resto. Lo más es importante es tener paciencia y empezar desde las primeras carreras luchando por ganar.

—¿Se ve como favorito?

—Me considero uno de los favoritos, pero no el favorito.