F1

La teoría de Mika Salo sobre el paso atrás del motor Ferrari

"Se les obligó a usar menos combustible en 2020. No sé si tendrán un motor nuevo este año, pero al menos podrán sacar  toda la potencia", afirma el finlandés.

El origen de la pérdida de potencia del motor Ferrari
HANDOUT REUTERS

Es, sin duda, una de las áreas que más horas de desarrollo e investigación han dedicado los ingenieros de Ferrari para permitir a Carlos Sainz y Charles Leclerc luchar por los podios en el Mundial de Fórmula 1 2021. Recuperar gran parte de los 50 caballos de déficit que poseía el propulsor de Maranello con respecto a Mercedes la temporada pasada ha sido casi una obsesión para el departamento de Enrico Gualtieri.

Una notable pérdida de potencia, de un año para otro, que muchos integrantes del Gran Circo no dudaron en apuntar que era el resultado del acuerdo privado que el Cavallino Rampante y la FIA firmaron antes de finalizar la pretemporada en Montmeló después de analizar concienzudamente la unidad de potencia transalpina de 2019, a pesar de los esfuerzos de Mattia Binotto por acachar al drag (resistencia aerodinámica experimentada por un objeto que viaja a través del aire) esta merma.

El acuerdo privado con la FIA, centro de la polémica

Una teoría conspiranoica que Mika Salo, expiloto del campeonato que ha actuado como comisario en varias carreras del 2020, ha alimentado este miércoles en su canal de 'Twitch' tras ser preguntado por el hipotético rendimiento que puede exhibir esta edición Kimi Raikkonen al volante del Alfa Romeo C41: "El equipo ha sufrido por el malhacer de Ferrari en 2019. Se les ha obligado a usar menos combustible que sus rivales, así que Alfa Romeo puede estar en una buena posición si pueden rendir al máximo en carrera esta temporada. No sé si Ferrari tendrá un motor nuevo para 2021. Pero al menos, a Alfa Romeo le permitirán sacar toda la potencia. No se les permitió el año pasado por culpa de Ferrari".

Un castigo, disponer de menos gasolina para completar una prueba, que alimenta en demasía las sospechas que muchas escuderías tuvieron hace dos años cuando presentaron varias reclamaciones ante el máximo organismo por barruntar que Ferrari incurría en ilegalidades relacionadas con el flujo máximo de consumo de combustible y aceite durante las sesiones de clasificación.

Ferrari espera ganar 30 caballos este invierno

Creencias aparte, lo único verídico es que la Scuderia presentará el próximo 12 de marzo en Sakhir (Bahréin) un 'corazón' bautizado internamente como Superfast (Súperrápida) que incorpora un turbo ligeramente más pequeño para mejorar el rendimiento de la MGU-H, un innovador intercooler para mejorar su enfriamiento y un renovado motor de combustión para hacer un uso más eficiente del carburante, entre otras muchas permutas. Si son suficientes para ponerse al rebufo de Renault, Honda y Mercedes, o incluso superar a alguno de ellos, lo determinará el asfalto.