MOTOGP

Gresini lucha por su vida

El expiloto italiano, dos veces campeón del mundo de 125cc y actual propietario de equipos de grandes premios, se encuentra en una situación crítica a causa de la COVID-19.

Gresini lucha por su vida

El estado de salud de Fausto Gresini ha empeorado en las últimas horas. Según ha comunicado su equipo, se encuentra en una situación "extremadamente crítica" aunque también ha desmentido que se haya producido su fallecimiento, como habían adelantado varios medios en Italia de forma precipitada.

Gresini se encuentra hospitalizado en Bolonia desde el pasado diciembre por una severa insuficiencia respiratoria y en estado crítico en los últimos días, según se informó el pasado 18 de febrero desde el centro sanitario.

El campeón del mundo de 125cc en 1985 y 1987 había dado positivo en la COVID-19 poco antes de las vacaciones navideñas y, tras pasar un periodo inicial de aislamiento en su domicilio, ingresó el 27 de diciembre en el hospital Santa Maria della Scaletta, en Imola.

Pocos días después fue trasladado al centro especializado Maggiore Carlo Alberto Pizzardi de Bolonia, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos con niveles muy bajos de saturación de oxígeno en la sangre, fue inducido a un coma farmacológico y recibió una intubación endotraqueal para ayudar a la oxigenación de los órganos, según se informó entonces.

En su exitosa carrera deportiva, Gresini fundó su propio equipo en 1997 y conquistó el título mundial de Moto2 en 2010 con el español Toni Elías. En MotoGP logró sus mejores resultados en 2004 y en 2005, cuando acabó segundo y tercero con el español Sete Gibernau, el estadounidense Colin Edwards y Marco Melandri.

Ahora las noticias sobre su situación son incluso más preocupantes y se teme por un fatal desenlace, aunque el piloto permanece con vida y luchando contra las complicaciones del coronavirus.