FÓRMULA 1

Carlos Sainz empieza a cabalgar

Primeros kilómetros del madrileño con un F1 de Ferrari, el SF71H, en Fiorano. Rodará durante el miércoles y también en la mañana del jueves.

Carlos Sainz empieza a cabalgar
Rudy Carezzevoli Getty Images

Los éxitos en Ferrari, como las victorias en Mónaco, se cuentan por separado. Con el cosquilleo en el estómago y la atención del mundo del automovilismo, Carlos Sainz inicia este miércoles en la pista su etapa en Maranello con un test en el circuito de Fiorano pilotando el SF71H de 2018. Salió a la pista poco antes de las 10:00 y rodará durante el día y también en la mañana del jueves. Serán horas inolvidables para el madrileño, imprescindibles para que algún día esta era de rojo vaya acompañada de trofeos, aunque por sí solas ya emocionantes. Habrá más fotografías e información a lo largo de la mañana.

Son kilómetros de adaptación a las maneras del Cavallino Rampante, fundamentales también para acostumbrarse a las comunicaciones de su nuevo equipo de trabajo y su nuevo ingeniero de carrera, Riccardo Adami. El único fin: adelantar trabajo para que en los test de pretemporada (de 12 a 14 de marzo en Sakhir) sólo haya que centrarse en las prestaciones puras. El 28 de marzo, el GP de Bahréin inaugura la temporada 2021. 

Con estas vueltas iniciales, Sainz se une a Fernando Alonso y Alfonso de Portago, los anteriores dos pilotos oficiales españoles que portaron la insignia de Ferrari en los grandes premios. Pero también a Marc Gené, Pedro de la Rosa y Dani Juncadella, tres que participaron en test con diversos monoplazas de Fórmula 1.

797
Ver galería

Primeros kilómetros de Carlos Sainz con el Ferrari

Carlos Sainz inicia este miércoles en la pista su etapa en Maranello su test en el circuito de Fiorano pilotando el SF71H de 2018.

1 / 1

Con 26 años, 118 carreras y dos podios, Sainz afronta su séptima temporada en el Mundial con el objetivo de acercar a Ferrari a los puestos de podio y luchar por el tercer, o segundo, puesto en el campeonato de constructores contra Red Bull. Mercedes está muy lejos, en Italia son conscientes, pero es imprescindible cambiar el paso tras un muy mal 2020. Su compañero, Leclerc, es uno de los pilotos con más proyección de la parrilla. Pero no es una preocupación ahora compararse con el vecino del garaje, sino el desarrollo del monoplaza para que además de ser un Ferrari, lo parezca.