F1

El día 'F' de Sainz

El madrileño debuta este miércoles al volante de un Ferrari de 2018 en los test privados que la Scudería está llevando a cabo esta semana en Fiorano.

El día 'F' de Sainz

Primeras semanas de rojo, primeros trabajos en la fábrica, primeras horas de simulador… y este miércoles, primeros kilómetros al volante de un Ferrari para Carlos Sainz desde su llegada a Maranello. Un día especial, no cabe duda, por lo emotivo y romántico que supone pilotar por primera vez un Fórmula 1 del constructor más legendario, pero también una jornada clave para los intereses del madrileño en la temporada que comienza, con el fin de adaptarse lo antes posible a los procedimientos de la Scuderia.

Apenas tendrá un día y medio de test de pretemporada en marzo antes de llegar al GP de Bahréin y es fundamental aprovechar todos los minutos sobre el asfalto y evitar las averías que puedan retrasar este proceso. El coche será una unidad del SF71H que Maranello construyó en 2018 y que ganó seis carreras con Vettel (Australia, Bahréin, Canadá, Gran Bretaña y Bélgica) y Raikkonen (Estados Unidos).

Sainz pilotará el Ferrari SF71H, un coche que ganó seis carreras en 2018

Probablemente es el Ferrari que más cerca estuvo de Mercedes, aunque eran otros tiempos y también otros motores. Nada parecido al coche del año pasado, incapaz de luchar por victorias, y tampoco al SF21 de esta temporada, con el que esperan acercarse al podio. En Fiorano hay test durante toda la semana: los jóvenes Armstrong, Shwartzman y Alesi comenzaron los rodajes el lunes y el martes fue el turno de Charles Leclerc, quien volvía a subirse a un Fórmula 1 tras unas vacaciones de invierno salpicadas por el contagio de COVID-19.

El miércoles al completo es para Sainz y también el jueves por la mañana, antes de ceder el paso a Mick Schumacher (piloto de Haas, pero en la Academia de Ferrari) y el probador Callum Ilott. Sainz, de 26 años, lleva ya varias semanas trabajando en Italia. Se hizo el asiento a medida para su cockpit a finales de diciembre y desde enero ha participado en las sesiones de simulador para acostumbrarse a los detalles de Ferrari más las comunicaciones de su equipo de trabajo y Riccardo Adami, quien será su ingeniero de carrera.

Hereda en su mayor parte al personal que estuvo con Sebastian Vettel hasta el pasado 2020, un buen grupo con triunfos a sus espaldas, pero hay que acoplarse tan rápido como sea posible: la pretemporada, ya con el coche de 2021, será en Bahréin del 12 al 14 de marzo. Apenas tres jornadas de trabajo a repartir entre los dos pilotos, por eso es tan importante llegar con los deberes hechos al inicio del campeonato. Acostumbrarse a los pedales, los controles del volante, los mensajes por radio o las diferencias de conducción con respecto al McLaren para que en los entrenamientos de Sakhir, dentro de mes y medio, la preocupación exclusiva sea extraer rendimiento al monoplaza.

El martes fue el turno de Leclerc

A pesar de que hasta este miércoles no se subirá al coche, Sainz ha estado presente en el circuito de Fiorano durante las jornadas del lunes (con Alesi, Armstrong y Shwartzman al volante) y del martes (con Leclerc) para no perder detalle del trabajo. El programa de Ferrari con el monegasco consistió en varias tandas, con pausas entre ellas para analizar los datos. En total, completó más de 100 vueltas, según informó Ferrarri. "El día fue simplemente perfecto y hicimos todo el trabajo que habíamos planeado hacer. ¡He disfrutado mucho! Ahora le paso la palabra a Carlos y le deseo mucha suerte", dijo el monegasco tras acabar su jornada de entrenamiento.