MOTOGP

Cosas de familia

Por primera vez en la historia, este año tres parejas de hermanos compiten en la clase reina: Márquez, Espargaró y Rossi-Marini.

Cosas de familia
MOTOGP DIARIO AS

Sin evidencia científica que lo demuestre, la historia del Mundial de motociclismo apunta a que la genética tiene cierta influencia en el talento de los pilotos. Sólo así se explicarían las numerosas sagas familiares que han surgido en los grandes premios: hijos que siguen el legado de sus padres, hermanos que compiten juntos, primos...

Durante la temporada 2021 se va a producir un hecho excepcional en los grandes premios. Por primera vez, tres parejas de hermanos compartirán pista en la categoría reina. Dos de ellos, los Márquez y los Espargaró, ya estaban en MotoGP el año pasado, pero la llegada de Marini, el hermanastro de Rossi, provoca este hecho insólito en cuanto a número y coincidencia en pista. Esto sí que es una lucha fratricida...

Los Sarron fueron los primeros hermanos que compitieron juntos en la cilindrada máxima. Christian, que llegó a ser campeón de 250cc, coincidió con Dominique en el Mundial de 500cc de 1989. Repartidos en categorías o épocas distintas los casos son numerosos (los Nieto, Checa, Aoki, Lowes, Roberts, Villa, Pons, Laverty, Hayden, Binder...)

Lo excepcional del Mundial de MotoGP que se iniciará en 28 de marzo en Qatar es esa media docena pilotos con lazos de sangre tan directos y peleando en pista por el mejor resultado, aunque lo cierto es que las expectativas de cada uno de ellos se antoja bastante diferente...

Márquez

La pareja de hermanos estrella de la historia del motociclismo son los únicos que pueden presumir de títulos mundiales: ocho para Marc y dos para Álex. La incertidumbre sobre su recuperación sigue acechando al mayor, pero hay que esperar que, antes o después, se le vuelva a ver sentando su Honda oficial del equipo Repsol. Una estructura que abandona el pequeño aunque para continuar con su aprendizaje en Honda, ahora en la estructura satélite de LCR. Marc se enfrenta al desafío de recuperar la forma y, quién sabe, con ello el entorchado que cedió en 2020 a Joan Mir; Álex debería seguir evolucionando, ya algo más alejado de la presión del primer equipo de HRC y de la sombra alargada de su propio hermano, permanente origen de comparaciones.

Espargaró

Son también repetidores como hermanos en MotoGP. Sin cambios para Aleix, que se mantiene como pilar fundamental del proyecto de Aprilia, a la espera de que su mecánica mejore en prestaciones y fiabilidad para demostrar todo su potencial. Bien diferente es el panorama para Pol: abandona KTM para sustituir al menor de los Márquez en el equipo de fábrica de Honda. Una enorme responsabilidad pero también, sin duda, una oportunidad irrepetible para el campeón de Moto2 de 2013.

Rossi-Marini

El gran Valentino, nueve veces campeón mundial, continúa en Yamaha pero ahora en el equipo satélite de Petronas. Desde allí recibe al debutante Marini, su hermanastro por parte de madre. Luca no ha podido dar el salto con el título de Moto2 bajo el brazo, pero Rossi se encargó de garantizarle una moto en la estructura del Esponsorama, con una Ducati que luce los colores del propio VR46.