MOTOGP

"Ahora es fácil decirlo, pero pudo haber errores con Marc Márquez"

Michele Zasa, responsable de la ‘Clinica Mobile’ de MotoGP, reconoce que los pronósticos suelen “estar muy al límite” en la competición.

"Ahora es fácil decirlo, pero pudo haber errores con Marc Márquez"
MOTOGP

La caída de Marc Márquez en la primera carrera de MotoGP de 2020 le costó la temporada, una larga recuperación que hoy todavía continúa y enorme incertidumbre sobre el momento de su retorno. Todo ello rodeado de polémica por lo que pudo ser un retorno a la competición cuatro días después de ser operado de una fractura de húmero derecho, complicaciones imprevistas, otras dos intervenciones quirúrgicas y una infección postrera que vino a sembrar más inquietud al respecto.

La sombra de la negligencia médica ha planeado sobre todo el proceso, una posibilidad a la que ahora se refiere el doctor Michele Zasa, responsable médico de la denominada ‘Clinica Mobile’ que se desplaza a todos los circuitos del Mundial para ofrecer asistencia a los participantes en los grandes premios. El especialista ofrece una amplía entrevista en la web ‘Moto.it’ en la que explica con detalle los procedimientos para evaluar a los pilotos lesionados y concederles la condición de apto para volver a competir tras una lesión o caída.

Zasa aclara en todo momento que se refiere a cuestiones generales, pero los periodistas llevan la cuestión, claro está, al caso de Marc Márquez. Y dentro de esta generalidad, el médico italiano admite el compromiso que existió también con el campeón catalán: “Las evaluaciones casi nunca son sencillas y la medicina tampoco es una ciencia exacta, a menudo trabajamos en los límites. Visto con perspectiva todo es mucho más sencillo, con el paso del tiempo pudo haber errores con Márquez”.

Marc Márquez se lo tomó con calma en el GP de Andalucía 2020

Zasa se abstiene de entrar en mayores detalles por respeto a la privacidad del paciente y de los doctores que permitieron a Márquez saltar a la pista en los entrenamientos de la segunda carrera de Jerez. Una posibilidad que justifica por la forma en la que el ilerdense afrontó ese regreso: “Aunque Márquez es un piloto que cuando se baja la visera solo piensa en ganar, en Jerez se lo tomó con calma, atendiendo a sus sensaciones, escuchando las reacciones de su cuerpo. No cometió imprudencias ni fue más allá de los límites, así que no creo que resultara un peligro para el resto de los competidores”.

El responsable de la Clinica Mobile puntualiza que su tarea primordial es ayudar a los pilotos que están en pista a hacerlo en las mejores condiciones posibles, no debiendo valorar si se encuentran o no en condiciones para ello. Esa responsabilidad recae en un médico local en cada país donde se disputa el gran premio (por cuestiones legales) y del director médico de Mundial que depende de Dorna, el doctor español Ángel Chartre.

Zasa también opina con enorme prudencia del último parte médico referido a la condición del mayor de los Márquez, después de una revisión a las seis semanas de la tercera intervención y en el que se indicaba que la evolución es satisfactoria, pero sin ofrecer detalles al respecto: “Debo decir que la recuperación de Marc se ha realizado por completo en España y que nosotros no hemos tenido ningún tipo de información. De hecho, me parece un poco absurdo que se haya hablado tanto del asunto sin conocer realmente los detalles, no se puede especular. Yo sólo puedo decir que, en general, es normal que estos procesos sean largos, nadie podía esperar que tras la última intervención la recuperación acabara en dos semanas”.

La infección no es un obstáculo insalvable en la recuperación de Marc Márquez

No es, por tanto, demasiado optimista al respecto el especialista italiano: “Todos queremos que Márquez vuelva a las pistas lo antes posible, es uno de grandes campeones de la historia del motociclismo. No tenemos los detalles aunque, por simple lógica, podemos intuir que se trata de un proceso largo que puede requerir de meses. Si serán dos o seis es algo que no puedo precisar porque carezco de base científica para hacerlo”

Los periodistas requieren su punto de vista especializado sobre la infección que sufre el húmero derecho del español: “Las infecciones se pueden comprobar y controlar, es factible saber qué antibióticos utilizar y cuáles son los efectos que producen en el paciente. Yo diría que una infección de un hueso se puede atajar aunque son persistentes y también requieren de su tiempo. Siempre hablando en general, sin centrarme en este caso específico, creo que no se trata de un obstáculo insalvable en la recuperación”.