DAKAR

Así será el Dakar del futuro

La competición quiere un futuro verde y para eso creará una categoría de vehículos eléctricos e híbridos en 2022 y cambiará la logística del vivac.

Proyecto de camión de hidrógeno en el Dakar.

Con toda la industria de la automoción, incluidas algunas competiciones importantes, construyendo su camino hacia un futuro más verde, una carrera de la transcendencia del Dakar en el mundo no podía mirar para otro lado. Y no lo hará. Aún más siendo la belleza natural de los salvajes paisajes que atraviesa uno de los principales motivos de atracción que cautiva a sus espectadores. Por eso, ASO también tiene su plan para el futuro, para hacer un rally más sostenible con el medioambiente y adaptarse a los tiempos que vienen.

El 'Dakar Future' es el plan de transición energética que se presentó en Neom, y está cargado de unas ambiciones que giran en torno a dos puntos, la motorización de los coches y camiones que participan en la prueba y las emisiones necesarias para su logística. Respecto a lo primero, se han marcado una hoja de ruta muy definida y que consta de varios pasos: a partir de 2022 habrá una categoría de 'energías renovables' con vehículos híbridos y eléctricos, en 2026 se obligará a cumplir a los vehículos élite con unas emisiones muy bajas y en 2030 será así para todos.

En la presente edición ya se están dando los primeros pasos hacía ello con la participación de Cyril Despres en un Peugeot propulsado por hidrógeno, y también con la presentación del proyecto de GCK (Green Corp Konnection) con la que quieren competir en 2023 con un coche eléctrico y de un camión de hidrógeno planificado por el Grupo Gaussin para correr en 2022. Además, GCK se ha encargado de suministrar parte del vivac de este año con un sistema de energía solar como parte de un proyecto piloto. Poco a poco, el Dakar irá girando al verde.