FÓRMULA 1

Haas pierde un patrocinador por el escandalo de Mazepin

La empresa de moda Jack & Jones se desvincula de la escudería estadounidense por el polémico vídeo del joven piloto ruso.

El equipo Haas F1 quiso zanjar la polémica sobre el fichaje del Nikita Mazepin confirmándole como su piloto para 2021 hace apenas una semana, pero la resaca del vídeo inapropiado que protagonizó el ruso no ha terminado. Justo antes de acabar el año, uno de suas patrocinadores  comunicó la finalización de su acuerdo: la empresa de moda Jack & Jones se retira del proyecto en desacuerdo con la continuidad de Mazepin, después de haber llegado hasta la escudería de la mano de Kevin Magnussen, que también pierde su asiento para este año.

Fue a través de su cuenta oficial en Twitter donde Jack & Jones hizo pública su decisión: “Jack & Jones se distancia del comportamiento del próximo piloto del equipo Haas F1 Team, Nikita Mazepin, en el vídeo publicado en las redes sociales a principios de este mes. Nuestra asociación con Haas F1 Team finaliza con la temporada 2020. No se harán más comentarios”. 

El vídeo al que hace referencia fue el publicado por Mazepin, aunque posteriormente eliminado, en sus redes sociales en el que manoseaba a una mujer en el interior de un coche. El ruso se disculpó y la joven también quiso restar importancia a lo ocurrido, lo que resultó insuficiente para que fueran muchas personas y asociaciones las que cuestionaran su actitud, en absoluto ejemplarizante para un deportista que aspira a la élite de la Fórmula 1.

La propia escudería adelantó que investigaría lo ocurrido y no descartaba tomar medidas en el asunto. La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) también condenó los hechos, aunque sin decidirse a tomar acciones disciplinarias al dejar la cuestión en manos de Haas. En un comunicado posterior, refrendaban a Mazepin como compañero de Mick Schumacher al asegurar que “el asunto se había tratado internamente”, declinando hacer más declaraciones al respecto.

Todo ello no ha servido para tranquilizar los ánimos de Jack & Jones, empresa del grupo multinacional Bestseller, fundado en 1975 en Dinamarca y con una facturación anual en torno a los 1.500 millones de euros. Su inversión en el equipo Haas se desconoce, pero seguramente resulte inferior a lo que el ruso, a través de las empresas de su padre, aporta para hacerse con ese volante: unos 30 millones de euros según algunas fuentes.