F1 | BAHRÉIN

Grosjean: "Estaba en paz conmigo mismo y me dije: 'Voy a morir"

El francés da una rueda de prensa, recuerda su terrible accidente en Bahréin y aún sueña con correr en Abu Dhabi: "Sé que es egoísta, pero quiero cruzar la meta".

"Hola a todos, feliz de veros, me sorprende decírselo a la Prensa pero sí… aunque sólo puedo sacar un dedo entre las vendas". Y hace una peineta. Romain Grosjean sonríe en una rueda de prensa virtual con los periodistas que siguen el Mundial de Fórmula 1. No rehúye los recuerdos, no le importa hacer memoria. Tiene grabados, a fuego, "los 28 segundos, que fueron como un minuto y medio", el tiempo que necesitó para salir del infierno en que se había convertido su Haas.

Salió del hospital el miércoles y se recupera de las quemaduras en las manos y el dolor en el pie izquierdo, con un esguince. Su objetivo es "correr el GP de Abu Dhabi" y despedirse del campeonato en la pista, "cruzando la línea de meta". "Sé que es egoísta", dice. Aunque no forzará: "La mano derecha estará lista, al cien por cien, y la izquierda depende de una reducción de la inflamación. Me rompí la mano en la cocina este año, no se lo dije a nadie, yo puedo aguantar esa clase de dolor. Pero no voy a arriesgar la movilidad futura de mi mano por una carrera. Tengo unos 60 años por delante con mis manos así que una carrera es importante, pero no tanto".

"¿Será doloroso? ¿Por dónde va a empezar?"

El francés, de 34 años, inició la conferencia con un estremecedor relato del accidente que se expone íntegramente a continuación:

"Cuando el coche se detuvo, desbloqueé mi cinturón. No tengo el recuerdo de quitar el volante, pregunté por eso más tarde y me dijeron que lo tenía entre mis piernas. Al intentar salir (por primera vez) algo me tocó en la cabeza. Mi primer impulso fue esperar a que alguien me ayudase. Pero miré a los lados, izquierda y derecha, vi fuego, y me di cuenta de que no tenía tiempo para esperar. Intenté moverme, no podía, y tenía en la cabeza la imagen de Niki Lauda. No podía acabar así, esta no podía ser mi última carrera, pero estaba atrapado.

El momento menos agradable fue cuando mi cuerpo empezó a relajarse, estaba en paz conmigo mismo y me dije: voy a morir. ¿Será doloroso? ¿Por dónde va a empezar? Quizás fueran milisegundos, pero empecé a pensar en mis hijos, en que no podían perder a su padre. Me revolví, el pie estaba atrapado, me impulsé tan fuerte como pude y saqué el pie sin el zapato. Cuando tengo el hombro fuera (del cockpit) ya pienso que puedo salir del coche. Toqué el coche con las manos y sentí mucho dolor, pero en ese momento ya era consciente de que podía salir. Tras pasar el guardarraíl me tocó Ian (Roberts, delegado médico de la FIA) y ya supe que estaba con alguien.

Movía las manos porque me dolían mucho, me quité los guantes porque no quería que se me quedaran pegados a las manos, tenía esa imagen en la cabeza. Ian me gritaba con palabras muy claras y le dije que se fuera a la mierda, que me hablase normal. Fuimos al coche médico y me pusieron frío en las manos, porque me estaba quemando, y les dije que el pie izquierdo estaba roto porque me dolía mucho. Me dijo Ian que venía la ambulancia para ir al centro médico. Yo le dije que iríamos caminando hasta la ambulancia. Al final entendieron que para mí era fundamental que hubiera imágenes caminando hacia la ambulancia, enviar el mensaje de que estaba bien, aunque fuese contraproducente para la lesión".

868
899
927
869
895
960
2025
900
970
900
900
900
940
900
900
900
900
Ver galería

Grosjean volvió al circuito de Sakhir

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer a los operarios la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente. En la imagen su mujer Marion Grosjean abraza emocionada a un miembro del equipo.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

El piloto francés ya está fuera del hospital y ha aprovechado para pasarse por el circuito de Bahréin para agradecer la rápida intervención tras su accidente.

1 / 17

"Lo más duro es haber hecho sufrir a mis seres queridos"

Se recupera Grosjean de las quemaduras, "que no son una ciencia exacta". "Cuando me quitaban la piel con las tijeras ves cosas que no te imaginas… pero espero recuperarme cada día mejor que el anterior", explica. No se ve como un héroe, "los médicos son los que salvan vidas", aunque confiesa que si ve "el accidente por televisión, estaría seguro de que el piloto ha muerto". En cuanto a la emisión de las imágenes por televisión: "Entiendo las dos posturas. Para quienes tienen que volver a pilotar es muy duro. Pero por el otro lado entiendo a la F1, son imágenes extraordinarias y el espectador tiene que procesar y entender que no es falso, que no es un sueño".

Por último, la familia y el futuro. "Mi hijo mayor pensaba que se me habría quedado la cara negra. El pequeño está convencido de que salí volando del coche. Mi hija, de tres años, me hace un dibujo todos los días. En la última llamada no se ponían en el vídeo, me alegré porque quiere decir que ya se han acostumbrado. Para mi mujer fue muy duro, voló el lunes a Bahréin y me tenía que dar un abrazo para procesar todo lo que ha pasado. Lo más duro no es lo que tuve que pasar, es mi vida y lo asumo, sino lo que pasó la gente a la que quiero, mi familia y mis amigos. Eso me hace llorar, haber hecho sufrir a la gente hasta ese extremo". ¿Habrá carreras más adelante en la vida de Grosjean? "Mi prioridad la semana pasada era firmar un contrato para 2021, pero ahora ha cambiado. En la IndyCar, los óvalos son peligrosos y estaría lejos de mi familia. Si no corro, pasaré tiempo con mis hijos y montaré en bicicleta".