FÓRMULA E

Otro duro golpe para la FE: BMW sigue el camino de Audi

La marca alemana, al igual que la de los cuatro aros, dejará el campeonato eléctrico después de la próxima temporada porque ha agotado sus posiblidades de desarrollo.

Max Guenther con el BMW en los test de Fórmula E en Valencia.
Formula E Coche Formula E

"Nuestro viaje en la Fórmula E llega a su recta final". Sin rodeos. Así empieza BMW un comunicado que supone un golpe duro para el campeonato eléctrico, otro más. Si hace dos días era Audi la que anunciaba su adiós al certamen por el que apostó desde su gestación, para virar al Dakar y a un regreso a la Resistencia, ahora es uno de sus rivales alemanes el que informa de lo mismo, que al término de la próxima temporada cogerá las maletas y saldrá por la misma puerta. Se irán, ellos que también llevan en la parrilla desde el principio de los tiempos junto a Andretti.

¿Qué motivos dan para hacerlo? No es un cambio de rumbo deportivo como el de Audi, por el momento, sino que simplemente han agotado sus posibilidades de desarrollo en el campeonato, según explican en su mensaje de despedida: "Como socio desde el principio, BMW ha sido fundamental en la historia de éxito de la Fórmula E. Sin embargo, cuando se trata del desarrollo de trenes motrices eléctricos, BMW esencialmente ha agotado las oportunidades para esta forma de transferencia de tecnología en el entorno competitivo de la Fórmula E".

"A medida que el enfoque estratégico de BMW está cambiando dentro del campo de la movilidad eléctrica, ahora nos concentraremos en un modelo ofensivo y una producción en serie en grandes cantidades con la quinta generación de propulsores eléctricos de BMW", prosiguen con los argumentos de su adiós. Mientras llega, prometen que sus ambiciones permanecen intactas de cara a su séptima y última temporada. No podría ser de otra forma después de que Max Guenther fuera el más rápido y consistente en los test de Valencia.