MÁS MOTOR

Audi cambia el rumbo: dejará la Fórmula E por el Dakar y Le Mans

La marca alemana se irá del campeonato eléctrico tras la próxima temporada para competir en el desierto en 2022. Y también trabaja en el regreso a la Resistencia.

El protitipo de Audi para el Dakar de 2022 tapado por una lona.

Audi protagoniza la sorpresa de la jornada del lunes en el mundo del motor. Solo unos días después de presentar su nuevo monoplaza de Fórmula E a bombo y platillo haciendo especial énfasis en el desarrollo de un nuevo motor desarrollado íntegramente en su fábrica por primera vez, la compañía de los cuatro aros anuncia que la siguiente temporada del campeonato eléctrico será la última que dispute como escudería oficial. ¿El motivo? Un cambio de rumbo que les llevará de los circuitos urbanos al desierto de Arabia Saudí, al Dakar de 2022.

Un giro radical en su estrategia de competición que, sin embargo, no les separará de la movilidad eléctrica que dominará el futuro de la automoción, porque fabricarán un prototipo de "propulsión alternativa que combinará por primera vez una transmisión eléctrica con una batería de alto voltaje y un convertidor de energía de alta eficiencia". Será la primera vez que Audi se enfrente al Dakar, aunque los rallys no les son ajenos porque fueron campeones del mundo por partida doble (tanto de pilotos como de marcas) durante sus seis años en el Mundial (de 1982 a 1987).

"Queremos seguir desarrollando tecnologías innovadoras para nuestros coches de calle y el rally más duro del mundo es el escenario perfecto", señala Markus Duesmann, presidente del consejo de administración de Audi AG. ¿Y qué pasa con la Fórmula E? También lo explica: "Ha acompañado la fase de transformación en Audi, pero hoy, la electromovilidad ya no es un sueño del futuro, sino del presente, por eso damos el siguiente paso en el automovilismo electrificado al enfrentar las condiciones más extremas y el Dakar nos proporciona un laboratorio de pruebas perfecto".

Así que cuando concluya la temporada 2021, se acabará el largo idilio de Audi con la FE (lleva desde el principio y suma 43 podios, 12 victorias, un título de pilotos y otro de constructores), solo seguirá como suministrador de motores. Pero esto no supondrá el fin en los circuitos, también trabajan en el regreso a Le Mans. "Nos estamos preparando intensamente para ingresar en la nueva categoría de prototipos deportivos LMDh con sus carreras más destacadas, Daytona y Le Mans", apunta Julius Seebach, nuevo director general de Audi Sport GmbH en sustitución de Dieter Gass. Cambio de jefes, y de aires...