FÓRMULA E

Audi sube la apuesta

La marca alemana presenta su monoplaza para 2021, el e-tron FE07, que estrena propulsor y supone su "proyecto más exigente e intenso de todos".

El Audi e-tron FE07.
Formula E Coche Formula E

"De cero a cien en 2,8 segundos, una eficiencia global superior al 95 por ciento y preparado para cualquier situación". Bajo esa introducción llena de intenciones, Audi presenta su nuevo monoplaza para la próxima temporada de Fórmula E, el e-tron FE07, en un lanzamiento virtual en el que estuvo AS. Un coche con varias novedades con las que intentan romper moldes y poner fin al dominio que ha tenido DS Techeetah (que también enseñó su bólido) en las tres últimas temporadas. Y todo, producto de un trabajo cien por cien alemán.

Porque, el nuevo e-tron estrena "un sistema de propulsión completamente nuevo que, por primera vez, se ha desarrollado" en la sede de competición de los cuatro aros. Los últimos años utilizaron una versión optimizada desarrollada junto a Schaeffler, su socio tecnológico, pero esta vez su MGU se ha creado desde cero y "buscado el límite en todas las áreas del proyecto", como explica Stefan Aicher, máximo responsable del propulsor. De momento, han logrado reducir su peso en unos nada desdeñables 35 kg. Y apuntan más alto...

"Este es el proyecto más exigente e intenso de todos", aseguran. Lucas di Grassi y Rene Rast, sus pilotos, serán los encargados de probarlo este fin de semana en Valencia. El brasileño lleva con ellos desde la primera temporada y está siendo "un viaje increíble" para él: "Nadie imaginaba que un campeonato eléctrico iba a tener tanto impacto en el deporte y en los coches de calle". Sobre eso último, opina Allan McNanish, el director del equipo: "La competición ha tenido siempre una gran importancia para Audi y el desarrollo de su tecnología". Y viendo su apuesta, sigue siendo así.