MOTOGP | GP DE VALENCIA

Joan Mir respira desde hoy un poco más tranquilo

El líder de MotoGP ya tiene el negativo necesario en el tet PCR de coronavirus para acceder sin problema de nuevo hoy a la burbuja del Mundial.

Joan Mir respira desde hoy un poco más tranquilo
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Ya advirtió Joan Mir hace unas semanas que el mayor rival que sentía tener en su carrera hacia el título de MotoGP era el maldito coronavirus. La ventaja que ha cobrado al frente de la general, con 37 puntos de margen sobre Quartararo y Rins, sus más inmediatos perseguidores, así lo confirma con sólo 50 en juego. Pues bien, la buena noticia para el de Suzuki es que acaba de dar otro paso hacia el título, porque ha vuelto a dar negativo en el último test PCR que se ha realizado y puede regresar sin ningún problema de nuevo a la burbuja de MotoGP, que repite escenario este fin de semana en el Ricardo Tormo para la disputa del GP de Valencia.

Mir fue de los que decidió regresar a casa, en Andorra, a la conclusión del GP de Europa, en base a que tenía establecido su propio protocolo en su domicilio, muy riguroso para él y los suyos, y porque le hubiera resultado muy duro quedarse encerrado en el motorhome tres días entre carreras, según dijo. Su pareja, Alejandra, también tenía el negativo de rigor y el balear hoy estará de vuelta sin problema alguno.

En todo caso, sabe que no puede relajarse durante estos días tampoco en el circuito ya que está muy reciente el ejemplo de Maverick Viñales, que tuvo que hacerse otro test sobre la marcha porque su telemétrico había dado positivo y Yamaha confinó a cuatro miembros más de su box, los que más habían estado en contacto con él, para evitar contagios. Uno de ellos fue Massimo Meregalli, responsable del equipo, y otro Javier Ullate, uno de los mecánicos que atiende con mimo sus M1. El que fuera campeón del mundo como mecánico de Álex Crivillé en 1999, pudo regresar a su casa para confinarse por precaución, porque él no había dado positivo.