MOTOGP

Lorenzo espera a Yamaha con oferta de Aprilia en la mesa

El pentacampeón desea seguir con la casa de los diapasones, con la que tiene pendiente decidir su futuro, al mismo tiempo que va a por él la casa de Noale.

Lorenzo está a la espera de Yamaha y con oferta de Aprilia
GORKA LEIZA DIARIO AS

Con motivo de la entrevista por el décimo aniversario de su primer título de MotoGP, ya dejó muy claro Jorge Lorenzo que en la actualidad para él no hay mejor trabajo que el de probador de una fábrica de la clase reina. Eso le permite seguir rodando con los mejores prototipos de dos ruedas sin la presión de la competición en cada carrera, y por eso está a la espera de renovar con Yamaha como piloto de pruebas. El pentacampeón aguarda una respuesta de la casa de los diapasones y, mientras tanto, tiene encima de la mesa la oferta de Aprilia para desempeñar ese papel durante dos años, en 2021 y 2022.

En los próximos días, o incluso horas, el mallorquín sabrá si su futuro como probador continúa ligado a Yamaha o se reencuentra con Aprilia, marca con la que conquistó sus dos primeros títulos, los de 250cc, en 2006 y 2007. Los otros tres que posee son de MotoGP y al manillar de una Yamaha, porque con Ducati y Honda no llegó nunca a pelear siquiera por el título. Tras romper de mutuo acuerdo su contrato con el ala dorada, con la que debería haber corrido aún este año dentro del box Repsol Honda, firmó como probador de Yamaha. La idea inicial era que corriera como wild card en Cataluña, pero la pandemia ha arruinado sus planes y los de Yamaha. Ha hecho muy pocos kilómetros con la M1, sólo en un par de test, y en el último, el de Portimao, Yamaha no le dio el prototipo de este año sino el del pasado. No se vio complicidad alguna con el expiloto.