MOTOGP | GP DE TERUEL

"La caída ha sido un exceso de confianza y un aviso bueno"

Álex Márquez sobre su desliz en el FP1: "En esa curva ya era todo el fin de semana pasado muy bueno, pero ha cambiado el aire y tocaba lateralmente".

"La caída ha sido un exceso de confianza y un aviso bueno"
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

Álex Márquez ha sido primero por la mañana con un tiempo cuatro décimas mejor que el segundo y que luego no ha podido mejorar por la tarde, quedando sexto en la combinada del primer día del GP de Teruel.

-Morbidelli ha dicho que tiene algo en la última curva de Alcañiz desde que era piloto de Moto2. ¿Es cierto?

-Es una curva que siempre se me ha dado bien. Con él compartí dos años de compañero de equipo en Moto2 e hicimos muchos test aquí, y es verdad que era una curva que yo hacía de una manera diferente y donde él intentaba comparar más cada día, me preguntaba y siempre comentábamos un poco. En 2016 entrábamos los dos luchando en la última vuelta, me pasó en la frenada y se lo devolví por dentro como el domingo pasado. Es una curva que normalmente se me ha dado bien. Honestamente, no esperaba hacer esos adelantamientos el domingo, pero la confianza hoy me ha jugado una mala pasada allí. Con el aire, que era en contra, se me ha cerrado la dirección. Pero sí, es una curva que normalmente se me ha dado bastante bien en el pasado.

-¿Se has adaptado usted más a la moto o la moto a usted?

-Al final es la combinación, yo creo. Como novato, diría que yo más a ella. No por ponerme méritos a mí, que no es así, sino porque al final Honda ha hecho un gran trabajo y me ha dado lo que yo necesitaba para coger más confianza. Pero como rookie, siempre es el piloto el que se tiene que adaptar más. No sólo a la moto, también a la categoría, a entender neumáticos, la moto, la electrónica... Por esa razón, creo que yo me he adaptado más a ella. Al final, la base de la moto sigue siendo exactamente igual. Han cambiado pequeñas cosas, pero la base es la misma. La he entendido mejor y puedo sacar ahora el jugo a esta moto, que tiene potencial, pero hay que entenderla.

-Al inicio de temporada decía que había como un muro con la Honda. ¿Cómo ve ahora ese muro?

-En Valencia empecé con una puesta a punto, pero en Jerez pasamos a otro más estándar en plan: 'Esto es lo que hay, adáptate e intenta coger confianza'. Era un setup que te daba mucha confianza y transmitía mucho, pero llegaba un punto en el que cuando estabas a un segundo de los tiempos de cabeza, o un poco más, en el que había que hacer un cambio. Yo decía que se llegaba fácil hasta ahí, pero ahí había como un muro. Costaba mucho mejorar y tenía caídas que no entendía por qué, y era porque yo intentaba forzar más de delante y no había más. A partir de Austria fue cuando empezamos a introducir los cambios. Sí es verdad que allí me costó, pero me encontraba mejor con el tren delantero y fue en Misano donde hicimos el cambio más grande, tanto con las nuevas piezas de Honda como con el setup. Ahí rompimos ese muro y ahora la moto me permite forzar más y buscar más los límites.

-Explique su superioridad en el FP1.

-He sido superior, pero hay una razón, que he puesto neumático blando por la mañana, porque es el mismo plan que tuvimos el fin de semana pasado. Hemos seguido el mismo plan de neumáticos. Me sentía bien, sabía que por la tarde haría algo más de viento y creía que en ese momento era un buen punto para poner ese neumático. Superioridad no, simplemente he puesto el neumático blando cuando los demás no lo han puesto. Diferente estrategia.

-¿Y qué le ha supuesto verse primero en la tabla de tiempos?

-Verme primero siempre es bonito. Siempre que entras en el box y te ves primero en un entrenamiento de MotoGP sientes cosquillas en el estómago y es bonito.

-¿La caída ha sido un exceso de confianza o estaba buscando límites?

-Exceso de confianza y es un aviso bueno, porque en esa curva ya era todo el fin de semana pasado muy bueno, pero hoy ha cambiado el aire y tocaba lateralmente. Buscaba algo más, a ver si podía mejorar mi tiempo de la qualy de la semana pasada, porque me encontraba bien en ese momento, y he cometido el error de inclinar demasiado. También una ráfaga de viento me ha echado fuera y es cuando he hecho ese error. Por la tarde, por esa razón, me lo he tomado con un poco más de calma para intentar no cometer errores, porque mañana por la mañana las condiciones serán mejores.

-¿Ha ganado en confianza en sí mismo?

-Al final, siempre confías en que puedes mejorar, y más cuando hay días difíciles como los que ha habido y habrá, seguramente. Sigo con la misma mentalidad, no ha cambiado nunca, pero sí que es verdad que cuando salen resultados y salen las cosas, la confianza es mucho más alta. Aun así, sigo teniendo la misma mentalidad y las mismas ganas de trabajar. Soy realista con que en este circuito estamos siendo muy rápidos, pero el paquete que tenemos aquí es muy bueno y por mi estilo de pilotaje también puedo sacar mi máximo. Habrá que ver en circuitos como Valencia y Portimao cómo vamos, pero está claro que la confianza es mucho mayor, me siento bien encima de la moto y las caídas no me afectan tanto, porque entiendo el por qué. Simplemente es eso, la confianza va subiendo. Siempre he confiado que podría ser rápido, pero honestamente no confiaba en haber conseguido dos podios en este punto.