PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS

El rey de los rallys ya tiene su premio Princesa de Asturias

Carlos Sainz recogió el galardón: "Durante los últimos días he dado más vueltas a este discurso que kilómetros en un coche de rallys. Y he llegado a una conclusión: gracias".

Tenían una cita pendiente desde hace mucho tiempo. Incluso un bicho llamado coronavirus ha obligado a cambiar el punto de encuentro. Pero por fin el rey de los rallys tiene su Premio Princesa de Asturias al deporte. Carlos Sainz ha recogido su merecido galardón de la mano de la Heredera de la Corona en una ceremonia diferente por culpa de la pandemia, pero no por ello menos emotiva.

El Salón Covadonga del Hotel de la Reconquista ha ejercido las veces del Teatro Campoamor. Por el COVID-19 ha sido necesario cambiar y restringir el solemne acto, nada que haya servido para deslucir la ceremonia de entrega de premios más importante de España. No han faltado los gaiteros para dar la bienvenida a los 47 asistentes en el Patio de la Reina, ni el paseíllo de los galardonados al son de la 'Pavana' en Fa sostenido menor de Gabriel Fauré. Y allí, junto a los héroes de este atípico 2020, los sanitarios, o Andrea Morricone, el hijo de quien puso música a tantas películas, entre otros, vistiendo impecable traje gris, un madrileño de 58 años al que tan sólo las canas denotan su edad, saludó a la Familia Real visiblemente emocionado.

"Durante los últimos días he dado más vueltas a este discurso que kilómetros en un coche de rallys" reconocía Sainz en su alocución. "Y finalmente he llegado a la conclusión de que sólo hay una palabra: gracias.Soy consciente de la gran cantidad de deportistas merecen este premio, y por ello estoy más agradecido. Estoy muy agradecido a la Familia Real por el apoyo que brinda al deporte, y que se ha visto reflejado en tantos éxitos. También a la afición, que me ha servido de apoyo. A lo largo de mi carrera deportiva he sufrido momentos difíciles que he podido superar gracias al apoyo de los españoles. Gracias a mis padres Antonio y Julita por haberme inculcado tantos valores. Gracias a mi familia, Reyes, Blanca, Carlos y Ana. Este premio es tan mío como vuestro por todo el apoyo que me habéis dado y que me permite seguir en activo con 58 años. Hace tiempo, cuando era niño, soñaba con conseguir trofeos en el automovilismo. Y aún sigo con esa misma ilusión, teniendo por bandera el esfuerzo, el sacrificio y la valentía. Esa es la lección: los sueños se pueden cumplir. Por último, mando todo mi apoyo a todos los afectados por esta terrible pandemia, que sólo se puede superar unidos y con responsabilidad", finalizaba el madrileño.

Su Majestad el Rey Felipe VI recalcaba en su discurso que "Carlos Sainz, nuestro premio de los deportes, ha demostrado sobradamente su valía a lo largo de su excepcional carrera deportiva. Todos sabemos que es uno de los mejores pilotos de rallys del mundo. Uno de los que más títulos mundiales ha obtenido. El primer español que ha ganado el Dakar en la categoría de coches. Así podríamos seguir destacando todos sus méritos, que ha compartido siempre con los aficionados y con quien ha seguido con emoción y alegría sus triunfos a lo largo de los años, y que lo han apoyado y animado siempre. Carlos ha trabajado duro desde muy pronto, con tenacidad y con hambre de competir, y por supuesto de ganar. Pero también con inteligencia, con espíritu de equipo, sencillez y caballerosidad, virtudes que lo convierten en un deportista único. Un ejemplo para todos los que amamos el deporte, y vibramos y vivimos con orgullo todos sus triunfos. Es un deportista que admiramos y queremos de manera incondicional. Carlos Sainz aún compite y gana, pero su nombre se encuadra ya dese hace ya bastante tiempo en la lista que deseamos nunca se cierre de los deportistas españoles legendarios".

Y es que méritos no le han faltado. Se podría decir que hasta sobran. Campeón de España de squash con 16 años, bicampeón de España y bicampeón del mundo de rallys, triple ganador del Dakar...son algunas de los éxitos que resumen una dilatada trayectoria. Han pasado tres décadas desde que lograse su primer título mundial y sigue con la misma ilusión preparando el próximo Dakar.

Quizá por ello esta primavera los internautas le eligieron como mejor piloto de la historia de los rallys. Quizá también porque ha sido y sigue siendo el mejor a la hora de convertir un coche común en una mecánica ganadora. Pero faltaba un trofeo en sus vitrinas. Uno que desde hoy ya atesora entre sus manos. El Princesa de Asturias y Carlos Sainz han saldado la deuda pendiente.