MOTOGP

El Lorenzo más combativo

El piloto mallorquín ha tenido un año muy intenso en las redes sociales, utilizando su altavoz para responder a aficionados y pilotos.

El Lorenzo más combativo
Mirco Lazzari gp Getty Images

Nunca tuvo pelos en la lengua, ni cuando estaba luchando por los Mundiales, ni alejado de los circuitos, como se encuentra ahora. Y es que Jorge Lorenzo sigue muy presente en MotoGP desde que anunciara su retirada, tanto en el paddock como en las redes sociales, donde el piloto debate y comenta la actualidad del Mundial. No sin cierta controversia, pues el mallorquín no rehúsa contestar ninguna pregunta o crítica.

Uno de sus principales rifirrafes fue con toda una leyenda del automovilismo como Giacomo Agostini. El ocho veces campeón del mundo aseguró que fichar a Lorenzo "era un riesgo" porque no había sido "capaz de conseguir resultados, ni en Ducati ni en Honda", rematando con un "las motos son las motos, pero un piloto de nivel va rápido con todas", en clara referencia al piloto probador de Yamaha. El mallorquín no rehuyó el cuerpo a cuerpo y le dedicó un amplio post en Instagram al italiano: "Espero algún día no tener que lidiar con las nuevas generaciones quedándome fosilizado en los recuerdos de mis victorias. Cuando alguien (que conoce circunstancias y hechos), afirma que no obtuve resultados en Ducati, no puedo dejar de sorprenderme".

Ver esta publicación en Instagram

Espero algún día, no tener que lidiar con las nuevas generaciones quedándome fosilizado en los recuerdos de mis victorias, comparando el futuro con mi pasado y diciendo: "Yo en mis tiempos...” Creo que lo que el señor Giacomo Agostini debería entender es que cada época del motociclismo tiene su historia, cada campeón tiene su importancia en el contexto en el que vivió, tanto en lo que respecta a sus rivales como a la tecnología. Por ejemplo, si bien en los años 60 se corría en circuitos con nivel de seguridad muy bajo, muchas veces la diferencia entre la moto mas rápida y la mas lenta rondaba los 10 segundos. Algunos pilotos disfrutaban de tal ventaja que podían permitirse el lujo de correr (y ganar) en varias categorías el mismo año. Aunque la tecnología ya avanzaba, todavía quedaba a años luz de la actual (hablamos de motocicletas de llantas de radios y frenos de tambor). En las ultimas décadas, tanto los circuitos como la tecnología han avanzado enormemente. Con la centralita única y el monógama se ha conseguido un gran equilibrio entre todas las motos. Las fabricas buscan cualquier pequeña ventaja que les haga vencer a sus rivales y muchas de las victorias se consiguen por escasas milésimas... Cuando tras 45 minutos de carrera, un segundo separa al primero del quinto, significa que cualquier pequeño detalle es necesario para obtener algo de ventaja y poder ganar. En tal contexto, detalles como un vértice aerodinámico, un ajuste en el mapa electrónico o unos bordes en el deposito se convierten en determinantes para tal propósito. Por el contrario, cuando la diferencia se mide en decenas de segundos, minutos o incluso vueltas, los pequeños detalles se vuelven insignificantes. Y si, también puedes quedarte satisfecho con una ergonomía imperfecta. Y esto, querido Giacomo, si que es una verdad irrefutable. Por eso, cuando alguien (que conoce circunstancias y hechos), afirma que no obtuve resultados en Ducati, no puedo dejar de sorprenderme. Con todo el debido respeto, creo que recurrir al “Yo en mis tiempos...” o al puro “resultadismo” para valorar la capacidad de un campeón de la época moderna, me parece una banalidad impropia de una leyenda como usted.

Una publicación compartida de JORGE LORENZO (@jorgelorenzo99) el

Lorenzo tiene para todos y, en especial, para sus 'haters'. Un usuario en Twitter le recriminaba que su poca humildad le había llevado a ser un piloto de pruebas, a lo que el corredor comentó: "La humildad no gana campeonatos, si no habría millones de campeones humildes. No corro porque ya no me apetece, no porque no pueda". Los mensajes se suceden con cada publicación, pero Lorenzo prefiere dar la cara ante las críticas, como se puede observar en una contestación a otro usuario de Instagram que le achaca ir sobrado de talento, pero no de clase: "En mi opinión, talento y clase se pueden observar, tanto en este vídeo (de Lorenzo con pocos años de edad montando en una mini moto) como en mi manera de pilotar motos grandes. Sin acritud".

El mallorquín también se ha dejado ver mucho por los medios de comunicación, prácticamente con la misma asiduidad que cuando estaba en activo. A unas declaraciones de Pol Espargaró en las que afirmaba que su retirada fue "una excusa para no poder continuar en Yamaha", el tricampeón del mundo le respondió con contundencia en el programa 'Tot Gira': "Creo que en el caso de que me apeteciese volver a competir, no me faltarían ofertas. He tenido mucho éxito y he ganado muchas cosas, de seguir, sería para repetir porque no se puede conseguir algo más importante que ser campeón de MotoGP".

Su posible regreso con Ducati ha sido otro de los temas candentes en los últimos meses, tampoco exento de cierta polémica. Paolo Ciabatti, director deportivo de la casa de Borgo Panigale, negó que hubieran existido esas negociaciones: "Que vuelva Lorenzo a Ducati es por el momento sólo idea suya". A lo que el mallorquín contestó tiempo más tarde en una extensa entrevista en ‘Motorsport’: "Tras muchos días de dudas, decidí que sintiéndolo mucho tenía que decirle que no a Gigi. Me supo muy mal y lo siento mucho, porque le hice quedar mal con la fábrica".

El regreso a las pistas de Lorenzo está previsto para el 7 y 8 de octubre, con motivo de los test oficiales programados por MotoGP. Tras las críticas de Rossi y Quartararo por su escasa participación como probador de Yamaha, volverá a subirse encima de una moto meses después, quién sabe si con algo más que decir…