MOTOGP

El mal de Honda ataca a KTM

Pol Espargaró asegura que la RC16 puede sufrir el mismo problema que padecía en 2019 la RC213V: "Lo pasamos mal cuando hace frío o cuando hace mucho calor".

El mal de Honda ataca a KTM
Alejandro García EFE

Menos de una carrera. 24 puntos. Es la escasa distancia que separa tras siete pruebas celebradas a Quartararo, líder del Mundial de MotoGP, del cuarto clasificado, Dovizioso. La baja de Marc Márquez, los problemas de fiabilidad de Yamaha o el nuevo neumático trasero de Michelin están barajando notablemente las cartas de la clase reina. Diferentes alternativas para romper la hegemonía de Marc y Honda en la clase reina donde no figura el nombre de Pol Espargaró. 

Preguntado por la irregularidad que está exhibiendo esta temporada donde acumula dos podios y tres ceros, el español ha señalado que la KTM puede que sufra la misma falta de agarre que padecía en 2019 la Honda con temperaturas muy bajas o altas: "Puede que tengamos el mismo problema que tenía Honda el año pasado, que tenemos que optar por la goma más dura delante. Lo pasamos mal cuando hace frío o cuando hace mucho calor. Nunca tenemos las sensaciones que encontramos en el cuarto ensayo libre porque en carrera salimos después de Moto2. Siempre cae mucho el agarre los domingos. Nosotros pagamos más que el resto el cambio de condiciones de pista".

Así mismo, Polyccio ha hecho autocrítica por su caída en el GP de Cataluña 2020 y ha admitido que su arrastrón en la curva 1 de Montmeló fue por un error suyo al intentar distanciarse de Petrucci y seguir la estela de Álex Rins: "Nunca en mi vida había sido tan inconstante ni había cometido tantos errores. Es como una ruleta rusa. Nunca se sabe qué esperar en la próxima carrera. Sabemos lo contraproducente que es perder puntos en este Mundial y los seguimos perdiendo. No pudimos hacer demasiado. Incluso sin caernos, como máximo habríamos terminado séptimos. No teníamos lo necesario en la moto para ser competitivos. La caída fue culpa mía. Pagué por mi frustración. Luché contra Petrux unas cuantas vueltas y tenía más velocidad que él, pero seguimos adelantándonos. Casi siempre me atrapó en los giros a la izquierda, porque no podía empujar allí con el neumático delantero medio. Debería haberme relajado un poco en este punto. Iba demasiado caliente. Ya había perdido bastante tiempo con Petrux, quería deshacerme de él y seguir los talones de Rins".