RAIDS

Loeb negocia con Prodrive

Según información de AS, el francés mantiene conversaciones con BRX, el nuevo equipo de Nani Roma, para correr el próximo Dakar, pero aún no está cerrado.

Sebastien Loeb.
FRANCK FIFE AFP

Con el Rally de Andalucía, el sustituto que Castera ha encontrado a Marruecos, a una semana vista, el Dakar 2021 va tomando forma. Mientras la organización hace los pertinentes reconocimientos sobre el terreno en Arabia Saudí, se está cocinando el regreso de uno de los pilotos que siempre eleva el nivel del cartel allá donde va. Hablamos del nueve veces campeón del mundo de rallys, Sebastien Loeb. Según ha podido saber AS, el francés está negociando con el Bahrain Raid Xtreme, el nuevo equipo de Prodrive, para correr el próximo Dakar, aunque aún no hay nada cerrado.

Desde hace un tiempo ya se conocía la intención de Loeb de aparcar el mundo de los rallys para regresar al desierto y correr el Dakar por primera vez en Arabia después de hacerlo cuatro veces en Sudamérica (de 2016 a 2019), de conseguir numerosas victorias de etapa (14 en total) y de quedarse a poco más de cinco minutos de ganar la edición de 2017 a su compatriota Peterhansel. Y después de que sus conversaciones con Toyota no hayan fructificado y de que Mini no tenga sitio para él (Sainz seguirá ahí), está cerca de asegurarse un sitio en el que intentará ser el tercer rival de la categoría.

Porque el proyecto de Prodrive, el BRX, no es uno cualquiera. Nace con la ambición de pelear con los grandes por disputar el Dakar en los próximos años con su 4x4, con la experiencia de sus años en el automovilismo, con el apoyo de Bahréin y con el que puede ser una de las alineaciones más fuertes de la competición. Y es que, si se confirma la llegada de Loeb al equipo, compartirá filas con Nani Roma, uno de los pilotos más expertos en la disciplina con 24 dakares a su espalda y cuyo fichaje se hizo oficial apenas hace dos semanas, a mediados de septiembre.

De hecho, el catalán se encuentra ahora mismo en Gran Bretaña haciendo la cuarenta obligatoria para poder hacer los primeros kilómetros al nuevo coche, que acaba de encender su motor por primera vez, en un shakedown. Así, no podrá correr en Andalucía, pero a cambio llegarán más test a los que está previsto que Loeb se una en caso de que la negociación acabe con su firma y la de Daniel Elena, su inseparable copiloto. En el pasado Rally de Turquía del WRC el francés volvió a dejar claras sus intenciones, y están cerca de materializarse tras un año sin pisar el desierto.