CAPÍTULO 2

Alonso retrata los problemas de McLaren en Indianápolis 2019

El segundo episodio del documental 'Fernando' se centra en la desastrosa participación de 2019 en el óvalo, en la que no pudo disputar la carrera.

Fernando Alonso durante la clasificación de la Indy 500 2019.
Icon Sportswire Getty Images

Al hilo del primer capítulo, la continuación muestra el test realizado en Sudáfrica con Toyota para el Dakar, dando un cierto protagonismo a su agente, Luis García Abad, con el que comparte sus planes. Posteriormente, 'Fernando' hace un inciso para Abad, que cuenta sus inicios juntos a Alonso: "Yo trabajaba en una empresa de renting de coches y contratamos a varios pilotos de karting para un curso de educación vial. Entre ellos estaba Fernando Alonso. Después, le ayudamos en la Fórmula 3000 y una cosa llevó a la otra. De repente, un día me vi viajando con él a todos lados". El representante del ovetense recuerda la mínima repercusión mediática que tenía la Fórmula 1 por entonces: "Fernando hace el primer podio en F1 con Renault y creo que esa carrera no la estaba dando nadie. Esto no estaba en el guion. No era el piloto español que iba a ser campeón del mundo. Yo no lo sabía y te digo una cosa, él tampoco. Por entonces me reunía con cadenas de televisión que me decían que jamás tendría la F1 más de 100.000 espectadores. En aquella época la F1 era una cosa clandestina. No existía".

Y es que la Fórmula 1, pese a no ser parte activa de la vida de Alonso en los dos últimos años, está muy presente en la mente de los protagonistas. El bicampeón compara el Gran Circo con el fútbol, asegurando que "cada 15 días cambian las sensaciones", por lo que "hay que estar preparado para jugar tus cartas". Su representante juega también con las metáforas, recalcando, a este respecto, que su trabajo es "dejar puertas abiertas por si en algún momento decide volver".

Sin embargo, no es la Fórmula 1, sino la Indy 500, el gran objetivo de Alonso para el 2019. Para aquella aventura, el piloto español eligió a un viejo conocido, McLaren, que fabricó un coche exclusivamente para la carrera. Un proyecto que no salió bien y que, tras el accidente de Alonso en los entrenamientos, terminó de hundirse: "Todo empezó a torcerse cuando, a pesar de que era todo reparable, parecía más rápido cambiar de chasis completamente y pasar al coche de reserva. Parecía que iba a ser un trabajo de 8 o 9 horas, pero se convirtió finalmente en 24. El día siguiente, para salir a pista, primero nos dijeron a la una, a las dos, luego que a las cuatro y finalmente sólo pudimos dar una vuelta antes de que cerrase el circuito. Iba todo a contrapié".

La 'no clasificación' para la Indy 500

Como si de una crónica de una muerte anunciada se tratase, el día de la clasificación no mejoraron las cosas: "Recuerdo la crono como un momento de muy alta tensión. Cada vez que salía a pista el coche se comportaba de una manera diferente, a veces sufría de sobreviraje y otras de subviraje". El documental muestra a un Alonso muy enfadado dentro del monoplaza, retratando los problemas del McLaren: "Necesitamos un ventilador para enfriar el motor. Si no tenemos, podemos pedírselo a otro equipo. No estoy seguro de que estemos haciendo todo lo posible. Todos los agujeros que hemos intentado tapar, no los hemos tapado bien".

Finalmente, Alonso y McLaren no pudieron clasificarse para la carrera, pero quedaba una bala: la repesca. No obstante, los problemas del día anterior no se solucionaron, es más, aumentaron: "Cuando salimos, el coche tocaba en el suelo a partir de los 150 km/h. No corría y se calentaba, y no sabíamos por qué. Nos dimos cuenta de que el coche, en los reglajes que habíamos hecho, se habían confundido en la medición, tenía un número que aparecía en pulgadas en vez de en milímetros, y eso hacía una diferencia en la medición de dos centímetros".

Una vez solventado el problema de la medición, el equipo informó a Alonso de los riesgos que suponía salir a pista sin haber tenido oportunidad de probar el balance del coche y deja en manos del piloto la decisión de salir a pista o no: "No queremos que tomes ningún riesgo. Si quieres salir lo entendemos y si no quieres también". A lo que Alonso, como colofón al segundo episodio, respondió: "Hemos venido a correr".