F2 | RUSIA

Un accidente espeluznante pone fin a la carrera de F2 en Rusia

Ghiotto y Aitken, los implicados, se bajaron del coche por su propio pie sin daños aparentes. Un monoplaza se incendió y el otro se incrustró en las Tec-pro.

Un accidente espeluznante pone fin a la carrera de F2 en Rusia

La segunda carrera de Fórmula 2 en Sochi, este domingo por la mañana, duró apenas siete vueltas, diez minutos. Un accidente terrorífico en la Curva 3 puso fin a la competición porque las protecciones del sector saltaron por los aires y la reparación llevaría tanto tiempo que, de reanudarse la prueba, hubiera comprometido el inicio de la Fórmula 1.

Fueron Ghiotto y Aitken quienes chocaron cuando el segundo achuchó demasiado al primero en una curva de muy alta velocidad: fueron directos a las barreras Tec-pro, las de más alta seguridad en el automovilismo, con uno de los monoplazas incrustado y el otro ardiendo.

Lo más sorprendente es que ambos se bajaron sin daños aparentes y por su propio pie de dos coches listos para el desguace. No se hablaron, probablemente porque habría reproches mutuos de camino al garaje.

Primero se sacó la bandera roja y luego se suspendió la carrera. Oficialmente venció el chino Guanyu Zhou por delante del ruso Mazepin y de Mick Schumacher, tercero tras una salida espectacular (arrancó octavo).

Curiosamente, Aitken y Ghiotto acabaron cuarto y quinto, respectivamente, en la clasificación oficial, que se tomó a partir del quinto paso por meta. Entonces aún no habían colisionado, faltaban pocos instantes.