RALLYS

Jan Solans: "De pequeños nos daban biberones de gasolina"

El campeón del mundo júnior ejerció de embajador del Ford Puma ST y asegura que “cada día conocemos mejor el coche y en Cerdeña irá todo mejor”.

Jan Solans: "De pequeños nos daban biberones de gasolina"

De los tramos al plató. Ford España ha querido aprovechar a su flamante campeón del mundo de rallys en la categoría júnior para presentar su último vehículo deportivo, el Puma ST. Recién llegado de Turquía, donde sumó sus primeros puntos en la categoría WRC3 y ganó su primer tramo, Jan Solans ha ejercido de embajador de la marca antes de tomar rumbo a su próximo destino, Cerdeña.

"El Puma ha heredado muchas cosas de la competición", explicaba el campeón. "Desde los modos de conducción adaptados a diferentes condiciones a las barras estabilizadoras, pasando por los frenos de grandes dimensiones, son cosas que han llegado desde las carreras. Además, el coche luce increíble con su agresiva estética ST y su motor de tres cilindros turbo de 200 caballos es similar al que llevaba en el coche de carreras el año pasado".

Encuadrado ahora en WRC3, Solans asegura que "ha sido un comienzo de temporada complicado. En Estonia nos costó adaptarnos al nuevo coche, ya que todo el mundo coincide en que el salto que hemos dado de categoría es el más exagerado. Pero poco a poco, y con la ayuda de Carlos Sainz, nos vamos adaptando. En Turquía tampoco fue fácil, porque había muchas piedras y nos crearon problemas, pero ya pudimos mostrar velocidad y ganar un tramo. Cada día conocemos mejor el coche y en Cerdeña irá todo mejor. Allí ya ganamos el año pasado y nos pusimos líderes del campeonato".

"Está siendo una temporada muy compleja por el Covid-19", reconoce Jan. "Por eso no se pueden hacer planes a largo plazo. Sabemos que iremos a Cerdeña y esperemos que también se pueda correr en Ypres a final de año. Si no se puede, podríamos pensar en correr alguna carrera en el Campeonato de Europa o en España, pero eso habrá que ir viéndolo según vayan las cosas".

Solans recuerda que "desde pequeño el que más me ha ayudado ha sido mi hermano Nil. Me saca cinco años y tiene más experiencia. Se puede decir que ya de pequeños nos daban biberones con gasolina, porque tengo fotos con cuatro o cinco años sentado en un kart con cojines. Mi padre corría y por ejemplo mi hermano aprendió a conducir antes la moto que la bici. A los 16 años fui campeón de España de autocross, y fue donde conocí a mi copiloto, Mauro Barreiro, que nos ayudó porque íbamos con pocos medios, y del que fui copiloto antes de sacarme el carnet".