MOTOGP

Bagnaia sospecha que se cayó tras pisar un protector de visera

El italiano intenta buscar explicación: "No hice nada diferente a las vueltas anteriores. Creo que pisé algo que me provocó la caída. Quizás un tear-off".

Bagnaia sospecha que se cayó tras pisar un protector de visera
Antonio Calanni AP

Siempre quedará la duda de saber si Maverick Viñales habría ganado el GP de Emilia Romgana sin mediar la caída de Francesco Bagnaia cuando lideraba, a siete vueltas del final, con el de Yamaha persiguiéndole a un segundo de distancia, una diferencia que había llegado a ser de segundo y medio a favor del italiano. Lo peor para el del Pramac Ducati es que no tenía explicación para la caída.

-¿Qué puede decir?

-La suerte no está de nuestro lado este año. En Jerez se me rompió el motor cuando estaba cerca de lograr el primer podio; en Brno cometí un error estúpido, me caí y me perdí tres carreras que debían haber sido buenas para nosotros; y ahora esta caída cuando era líder. Lo que más me molesta es que me he caído cuando estaba gestionando la carrera. Si al menos me hubiese ido al suelo empujando, lo habría aceptado, pero así es inexplicable. Hemos mirado la telemetría y no hice nada diferente a las vueltas anteriores. Misma velocidad, mismo punto de frenada, misma presión en la maneta, misma línea de trazada… Creo que pisé algo que me provocó la caída. Quizás fuese un tear-off (protector de visera) que había en pista o alguna parte sucia del asfalto. Normalmente, el neumático delantero te manda una serie de avisos antes de perderlo del todo, pero en mi caso no me avisó antes. Directamente lo perdí. Perder una carrera así no sólo me disgusta, también me enfada mucho.

-¿Sentía la presión de Maverick?

-No estaba sintiendo la presión de Maverick Viñales, porque cuando él me recortaba algunas décimas, yo podía empujar un poco más y le mantenía en una distancia de seguridad. Ya había hecho carreras así en Moto2 y no iba al límite ni mucho menos. No creo que Viñales me hubiera adelantado, pero lo que más me preocupa es no tener explicación de por qué me he caído.

-¿Qué ha aprendido?

-Debería tener una escoba y barrer la pista antes de empezar la carrera. (Risas). Me siento muy bien con la Ducati. No pilotaba tan cómodo desde que gané el título de Moto2. Dominar una carrera de MotoGP es una sensación maravillosa, por eso es una pena no haber sacado nada positivo.

-¿Vienen carreras favorables?

-A diferencia de Misano, Barcelona sí que es una pista favorable a la Ducati y llegaré después de dos fines de semana en los que he dado pasos importantes con esta moto. Hoy (por ayer) por ejemplo, he conseguido ser rápido desde las primeras vueltas, algo que no logré el fin de semana pasado.

-¿Tiene explicación para el resultado de Dovizioso?

-Cuando no puedes pilotar la Ducati con tu estilo sufres más. Yo estoy contento con mis sensaciones con la moto y con los neumáticos. Pero es cierto que el nivel de igualdad en MotoGP es muy alto y con pocas décimas que pierdas por vuelta estás muy atrás.